Roberto Fulcar se reúne con joven que rescató a niña de alcantarilla

Ministro de Educación, Roberto Fulcar, recibió junto a su familia al joven Delis Batista, quien se hizo popular por la hazaña de rescatar a una niña que cayó en una alcantarilla. 

Durante el encuentro, Delis compartió con Fulcar sus deseos de seguir estudiando, mientras Fulcar garantizó la educación preuniversitaria del joven.

“Desde el Ministerio de Educación  nos encargaremos de que retome y termine su educación preuniversitaria”, manifestó el funcionario.

Además, señaló que Batista es una muestra de esperanza y solidaridad, tras expresar que haber socorrido a la infante le convirtió en un héroe.

No solo un héroe para la familia de la niña, sino para todo el país.

Se recuerda que el joven de 16 años trabajaba como delivery para poder ayudar a su familia, razón por la que tuvo que abandonar sus estudios.

La menor de edad cayó por la alcantarilla, mientras caminaba junto a su madre por el Mirador Sur del Distrito Nacional, luego de realizar una compra en un colmado de la zona.

De inmediato, las personas de alrededor se percataron del suceso, corrieron a prestar ayuda a la madre, quien lloraba desesperadamente.

En ese instante, el joven se lanzó a la cloaca para socorrer a la menor de edad, la cual se omite su nombre por temas legales.

La información se dio a conocer por videos difundidos en redes sociales, donde se observa a un grupo de personas que también se sumaron a la labor de rescate.

Los presentes aprovecharon para llamar la atención de ladrones de tapas de alcantarillas y los compradores, de que un caso como ese pudiera ocurrirle a un familiar.

Hombre cae en alcantarilla

Se recuerda, murió atrapado en una alcantarilla un empleado del Inapa, que junto a cuatro compañeros realizaban trabajos para corregir averías en una tubería en el sector La Bombita de Azua.

El fallecido respondía al nombre de Nicanol Vargas, quien residía en el municipio de Pueblo Viejo.

Pedro Quezada declaró que la víctima fue quien provocó esa situación.

En cambio un profesional de la medicina le contradijo a este.

Onni Ramírez Marrero, uno de los sobrevivientes, relató que inmediatamente entró a la alcantarilla sintió mareos.

Yimi Antonio Ramírez, que se dedica a la venta de chicharrones fue quien se convirtió en salvavida y evitó que murieran todos.

Ante esa situación, el funcionario de Inapa se presentó al hospital Taiwán, donde informó que empleados corregían un problema en una tubería.

Pero no contaban con las herramientas para proteger sus vidas, a lo que Wellington respondió.