Productores de arroz de San Juan se quejan por alto precio de insumos

San Juan, RD.- Productores de arroz del valle de San Juan manifestaron estar con el grito al cielo ante el alto precio de los insumos de producción.

Además por el poco apoyo que reciben de las autoridades del Ministerio de Agricultura.

Manifestaron que los insumos para la producción del cereal registran alza de hasta un 60 % en los últimos días.

Te puede interesar: Inauguran planta procesadora de leche en San Juan de la Maguana

En consecuencia,  afirman que estos aumentos son un duro golpe para quienes se dedican a la siembra del cereal.

Igualmente, otra amenaza para el sector arrocero de la zona, es el anuncio de disminuir el precio del arroz por parte de los dueños de factoría.

Por ello, muchos productores podrían ir a la quiebra. Por lo que solicitan la introversión del Ministerio de Agricultura.

San Juan es una de las provincias con mayor producción de arroz del país. Unas 130,000 tareas son cosechadas cada año, según las estadísticas de las autoridades.

Arroz

Es la semilla de la planta Oryza sativa, simplemente arroz o arroz asiático o de Oryza glaberrima, arroz africano.

Se trata de un cereal considerado alimento básico en muchas gastronomías del mundo.

El arroz es el segundo cereal más producido en el mundo, 741,5 millones de toneladas, detrás del maíz, 1,000 millones de toneladas.

Y por delante del trigo, 713 millones de toneladas.

Debido a que el maíz es producido con otros muchos propósitos aparte del consumo humano, se puede decir que el arroz es el cereal más importante en la alimentación humana.

Además, contribuye de forma muy efectiva al aporte calórico de la dieta humana actual.

Es fuente de una quinta parte de las calorías consumidas en el mundo. Desde 2008, se ha realizado un racionamiento en algunos países debido a la carestía de arroz.

En países como Bangladés y Camboya puede llegar a representar casi las tres cuartas partes de la alimentación de la población.

​Se dedican muchas hectáreas al cultivo del arroz en el mundo.

Por: Miguel Ángel Geraldo