Nacionales

Ciudadanos respaldan llamado de la Iglesia sobre alza de alimentos

Santo Domingo, RD.- Jesús Castro Marte en presencia de la vicepresidenta, Raquel Peña, manifestó el pasado viernes que los ciudadanos pobres son los más sufridos.

Esto por los altos precios que han venido registrando los productos de primera necesidad.

Mientras que, ciudadanos respaldaron el llamado del obispo de la diócesis de Higüey al Gobierno, para que haga frente al alza que experimentan los precios de los alimentos.

De acuerdo a moradores, en los mercados la gente sigue “con el grito al cielo” pues aseguran su poder adquisitivo sigue muy por debajo del costo de la canasta básica familiar.

Los ciudadanos, quienes acuden a las diferentes plazas agropecuarias en busca de mejores precios para adquirir los alimentos, afirman que el alto costo de la vida es cada vez más difícil.

Asimismo, mantienen la esperanza de que el llamado de atención de la iglesia formulado durante la celebración del Día de la Virgen La Altagracia encuentre eco en el presidente de la República

Sin embargo, hay quienes aseguran que la situación actual, escapa de la responsabilidad absoluta del gobierno y agradece que al menos haya suficiente abastecimiento.

Actualmente la inflación es el gran reto que enfrenta la economía del país pues ronda el 8 %, la  más alta en los últimos 14 años con tendencia  al alza según los expertos.

Obispo Jesús Castro Marte fustiga corrupción y alto costo de la vida

«Hay que tener cuidado con el pueblo». Esta contundente frase expresada por el obispo de la Diócesis de HigüeyJesús Castro Marte, durante la misa conmemorativa por el Día de Nuestra Señora de la Altagracia, se hizo sentir este viernes ante la presencia de la vicepresidenta de la República y presidenta en funciones, Raquel Peña.

Con esta advertencia, el obispo Jesús Castro Marte hizo referencia a los tiempos difíciles que vive el pueblo dominicano con la inflación y el costo de la vida.

Aseguró que el país está viviendo una situación preocupante, que debe ser atendida por las autoridades actuales encabezadas por el presidente Luis Abinader. Para ello, dijo que los funcionarios deben hacer primar el bienestar del pueblo sobre las leyes del mercado.

«Estamos viviendo una situación preocupante por la inflación y el costo de la vida, los precios de los alimentos, la violencia y la corrupción. Y sobre todo, por la pandemia de la COVID-19, que gracias a Dios se ha enfrentado con mucha valentía. Eso merece un ramo de Olivo para las autoridades. Muchas personas han perdido muchos seres queridos por la ansiedad, la depresión y pérdida de sueño ocasionados por problemas de salud», pronunció durante la homilía.

Sostuvo además que las presiones económicas son una preocupación del pueblo dominicano. Por tanto, según afirmó, la solución no está en quedarse encerrados en las drogas, sino acudir a los pies de Jesús.

Más contenido por Lina Bautista