Internacionales

Niña sale del salón de clases para ir a tomar agua y aparece muerta

Niña sale del salón de clases para ir a tomar agua y aparece muerta
Niña sale del salón de clases para ir a tomar agua y aparece muerta

Beatriz Mota, de 7 años, había ido junto a su familia a la graduación de su hermana mayor, cuando tuvo sed y salió del salón de clases hasta el bebedero de su escuela, pero nunca regresó.

41 minutos más tarde hallaron su cuerpo masacrado con 42 puñaladas.

El terrible hecho ocurrió en una escuela privada de Petrolina, Brasil, en 2015. Sin embargo, hasta ahora salieron a relucir más detalles del culpable.

Marcelo da Silva dijo en su testimonio que el asesinato no fue premeditado y que atacó a la pequeña para silenciarla, después de que esta comenzara a gritar.

El testimonio se brindó a dos delegados del grupo de trabajo encargado de investigar el caso, poco después de que el ADN contenido en el arma homicida indicara que era el asesino.

Las imágenes de las cámaras de seguridad muestran a «Marcelo», el día del crimen frente a la escuela donde estaba Beatriz.

Investigación en la escuela donde tomaba clases

Inicialmente negó a agentes que fuera la persona de las imágenes. No obstante, admitió que había intentado robar una motocicleta y que no tenía dinero para regresar a casa.

También detalló que no había seguridad de dónde había sacado el cuchillo y que supuestamente no sabía que estaba entrando a una escuela.

«Pensé que estaba entrando en una iglesia. Pero cuando entré me detuvo alguien que creo que vio mi estado de ebriedad», dijo.

Cuando decidió ir a tomar agua a la escuela encontró a Beatriz, quien estaba cerca de la fuente de agua potable. Específicamente, frente de la bodega donde estaba su cuerpo.

Marcelo da Silva ya cumple condena por violación de persona vulnerable, amenaza y detención ilegal.

Fue colocado en una “celda de disciplina” que está bajo vigilancia de agentes del Grupo de Operaciones y Seguridad de la Secretaría de Resocialización.

Más contenido por Redacción CDN