Detienen a cuatro candidatos de la oposición de Nicaragua

Acusados de realizar actos que menoscaban la independencia, la soberanía y la autodeterminación

Nicaragua.- La policía de Nicaragua informó  que detuvo al candidato opositor José Adán Aguerri Chamorro, expresidente del Consejo Superior de la Empresa Privada (COSEP), principal patronal de Nicaragua, y a la dirigente opositora Violeta Granera.

Con Chamarro, suman  cuatro los candidatos presidenciales arrestados por el gobierno de Daniel Ortega, quien podría postularse para un cuarto mandato consecutivo en las elecciones del próximo 7 de noviembre.

La entidad a través de un comunicado explicó que, Chamorro fue detenido en su casa al sureste de Managua, alegando que está siendo investigado "por realizar actos que menoscaban la independencia, la soberanía, y la autodeterminación, incitar a la injerencia extranjera en los asuntos internos, pedir intervenciones militares" entre otros cargos.

También se le investiga por "organizarse con financiamiento de potencias extranjeras para ejecutar actos de terrorismo y desestabilización, proponer y gestionar bloqueos económicos, comerciales y de operaciones financieras en contra del país y sus instituciones, demandar, exaltar y aplaudir la imposición de sanciones contra el Estado de Nicaragua y sus ciudadanos, y lesionar los intereses supremos de la nación".

Olama Hurtado, sobrina de Chamorro, confirmó a periodistas que el político fue detenido por efectivos policiales que irrumpieron en su vivienda después de las 19:00 horas locales (01:00 GMT) para realizar un allanamiento.

 Félix Maradiaga, detenido tras citatoria

Horas antes había sido detenido el aspirante opositor a la presidencia, Félix Maradiaga, tras asistir a una citatoria en el Ministerio Público, que inició una investigación en su contra por actos contra la soberanía, terrorismo y por aplaudir sanciones extranjeras, informaron la Policía Nacional y la Fiscalía.

En un comunicado, la policía detalló que Maradiaga "está siendo investigado por realizar actos que menoscaban la independencia, la soberanía y la autodeterminación, incitar a la injerencia extranjera en los asuntos internos y pedir intervenciones militares". Además se le acusa de "organizarse con financiamiento de potencias extranjeras para ejecutar actos de terrorismo y desestabilización", añadió la entidad.

La Fiscalía, por su lado, informó que investiga a Maradiaga por incumplir "gravemente" y "haber desvirtuado" los fines y objetivos del Instituto de Estudios Estratégicos y Políticas Públicas (IEEPP), una ONG cerrada a fines de 2018 a otras ocho organizaciones críticas con gobierno.

Juan Sebastián Chamorro es el cuarto precandidato detenido en una semana en el contexto de las elecciones del 7 de noviembre, tras los arrestos de la periodista Cristiana Chamorro (arresto domiciliar), el exdiplomático Arturo Cruz, para quien una jueza dictó tres meses cárcel, y de Maradiaga.

Cristiana Chamorro y Arturo Cruz, bajo arresto

Cristiana Chamorro (67) no pertenece a ningún partido, pero sondeos de opinión indicaban que tenía mayor respaldo ciudadano, después del presidente Daniel Ortega, quien según sus adversarios buscará su tercera reelección para un cuarto mandato sucesivo, aunque éste no lo ha oficializado.

La opositora es acusada de lavado de activos a través de la fundación que lleva el nombre su madre, la expresidenta Violeta Barrios de Chamorro (1990-1997), mientras que a Cruz (67) se le señalan cargos de atentar contra la sociedad nicaragüense y los derechos del pueblo.

El arresto "arbitrario" de un tercer opositor en Nicaragua demuestra que el presidente Daniel Ortega "confirma sin lugar a dudas que Ortega es un dictador", dijo en Twitter la jefa de la diplomacia estadounidense para las Américas, Julie Chung. "La comunidad internacional no tiene más opción que tratarle como tal", señaló.

La oposición ha rechazado las detenciones y acusa al gobierno de Daniel Ortega de desatar una "embestida represiva” para impedir la realización de elecciones "libres y competitivas” en noviembre.

Precandidato había sido citado

Juan Sebastián Chamorro había sido citado a declarar este miércoles 9. Según la Fiscalía, fue llamado para declarar en una causa contra de la ONG Fundación Nicaragüense para el Desarrollo Social (FUNIDES), que dirigió hasta 2018. Chamorro es primo hermano de Cristiana Chamorro.

En tanto, la vicepresidenta y primera dama, Rosario Murillo, aludió por segundo día consecutivo a las investigaciones de la Fiscalía contra los opositores, a quienes llamó "ladrones", "terroristas” y "criminales”.

"Se creen eternamente impunes, (pero) la justicia llega, tarde pero llega, en esta Nicaragua que venía prosperando y en reconciliación y en un modelo hermoso y ejemplar de alianzas por el bienestar de todos”, dijo Murillo en alusión al pacto que Ortega tuvo con la empresa privada hasta la rebelión social de 2018.

Fuente: Agencia DW