La nave rusa perdida se desintegró esta madrugada en el Pacífico

NAVE RUSA PERDIDA

Moscú .- El carguero espacial no tripulado  ruso Progress M-27M, que se desvió de su órbita tras ser lanzado hace una semana con destino a la Estación Espacial Internacional (EEI), se desintegró en la madrugada de este viernes por completo en la atmósfera, por encima del océano Pacífico durante su caída libre hacia la Tierra, una semana después de que los operadores rusos perdieran el control de la nave, según anunció hoy la agencia espacial rusa.

La nave Progress M-27M  cargada con más de tres toneladas de alimentos, combustible y otros suministros,  dejó de existir a las 05.04 de Moscú (05.04 hora peninsular española) el 8 de mayo de 2015. Su entrada en la atmósfera se realizó por encima de la parte central del océano Pacífico, indicó Roskosmos en un comunicado.

Casi todas las naves espaciales de este tipo se desintegran en la atmósfera o caen en los océanos, que ocupan la mayor parte de la superficie terrestre.

Mantente informado

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.

AnteriorUruguay: polémica por niña de 11 años embarazada que no quiere abortar
SiguienteBolivia afirma demanda marítima chilena carece de coherencia