Santo Domingo, RD.- La directora del departamento médico del Ministerio de Industria Comercio y Mipymes (MICM), Rossy Pereyra, expresó que al llegar a la institución se encontró con una nómina abultada correspondiente a nombramientos que a su entender no tenían razón de ser.

“Consideré cuando llegué que una nómina de ese tipo es inmoral e irresponsable; al llegar me reuní con todo el personal y les plantee, señores tengan la completa seguridad de que nosotros vamos reducir personal aquí, teníamos 9 médicos, 8 psicólogos, 7 enfermeras", narró.

"Teníamos odontólogos donde no habían módulos de odontología, ortopedas donde ya no se ponen yesos; coordinador administrativo del departamento pero allá qué se administraba”, continuó detallando.

Pereyra expresó que en su momento el ministro Víctor –Ito-Bisonó Haza decidiría cuando dar a conocer los pormenores de los hallazgos de irregularidades a lo interno de la institución.

"Las irregularidades que he visto... hasta licencias permanentes de 10 años, personas mandando licencias por ser VIH positivo, el que no esté visiblemente apto para trabajar pues lo demuestra, pero ese es un acto hasta de autodiscriminación ", expresó.

Pereyra insistió en que las nóminas existentes referentes a personas “protegidas” por poseer condiciones deplorables de salud habiendo prestado servicios por años, deberían considerarse entonces para recibir pensiones solidarias y así evitar la fuga financiera en situaciones de poca utilidad.