Noticias

Obama expresa preocupación por golpe de Estado en Egipto

En la primera reacción oficial de Estados Unidos, el presidente Barack Obama dijo que está profundamente preocupado por la decisión del Ejército de Egipto de derrocar al presidente Mohamed Morsi y suspender la Constitución.

En una declaración escrita, Obama exhortó a los militares a respetar los derechos de todos los hombres y mujeres egipcios y a permitir que se oigan las voces de todos los manifestantes, incluidos los que apoyaron a Morsi.

Obama agregó que había solicitado una revisión de la ayuda estadounidense a Egipto. Según la ley de EE.UU., Washington debe suspender la ayuda externa a cualquier nación cuyo mandatario electo sea depuesto en un golpe, aunque el comunicado de Obama no usó esa palabra.

También exhortó a todas las partes a evitar la violencia y a unirse para asegurar una restauración duradera de la democracia egipcia y el regreso a un gobierno civil.

En otro orden de cosas, Gehad El Haddad, portavoz de los Hermanos Musulmanes, informó a través de la red social Twitter que el depuesto presidente Morsi se encuentra bajo arresto domiciliario, sin dar más detalles.

Las fuerzas de seguridad egipcias también arrestaron a dos importantes líderes de la organización. Según funcionarios, Saad al Katatni -jefe del ala política- y Rashad Bayoumi, vicepresidente del movimiento, fueron detenidos.

Mientras tanto, cuatro partidarios de Morsi perecieron el miércoles por la noche en enfrentamientos con el ejército y la policía en la ciudad occidental de Marsa Matrouh.