Resto del Mundo

Ucrania celebró la Pascua ortodoxa bajo las bombas

Ucrania celebró la Pascua ortodoxa bajo las bombas
Ucrania celebró la Pascua ortodoxa bajo las bombas

Una cincuentena de fieles desafiaron las bombas este domingo en Limán para recibir la tradicional bendición en la Pascua ortodoxa, que los ucranianos celebran en medio de la tristeza y los daños causados por la invasión rusa y dos meses de guerra.

En un puesto militar de la ciudad oriental de Limán, en el frente de batalla, los soldados cambiaron el habitual saludo patriótico de «¡Gloria a Ucrania!» por «¡Cristo ha resucitado!». «¡Realmente ha resucitado!», se responden.

En la pequeña iglesia ortodoxa del pueblo, unos 50 civiles desafiaron los posibles disparos de mortero para reunirse a rezar desde el amanecer. Los disparos de la artillería ucraniana y rusa se escucharon durante el canto de los salmos.

«Si tomamos decisiones equivocadas, la oscuridad nos destruirá, como la oscuridad nos está destruyendo durante esta guerra», dijo el sacerdote en su sermón.
«Estamos agradecidos por la ayuda humanitaria y la comunidad que se ocupa de los desplazados», añadió.

Diez soldados y policías uniformados, algunos con chalecos antibalas, también asistieron a la misa pascual.

Panes y Kalashnikovs

Tras la invasión rusa, que este domingo cumple dos meses, miles de personas han muerto y millones se han visto obligados a abandonar sus hogares.

En la ciudad occidental de Leópolis, un matrimonio vestido con sus mejores galas entraba en una iglesia abarrotada, cargando la tradicional canasta de Pascua de desayuno, cubierta con una tela bordada, para que el sacerdote la bendijera.

Yuliya, de 27 años, escuchaba el sermón en la entrada de la iglesia con una amiga.
«Es una fiesta que une a la familia. Ahora estamos en guerra y es más importante que nunca seguir con nuestras tradiciones», dijo, vestida con un largo abrigo negro.

Las autoridades ucranianas instaron el sábado a seguir los servicios religiosos por internet y a respetar los toques de queda nocturnos.

En un mensaje especial para Pascuas este domingo, el presidente Volodimir Zelenski pidió a Dios «no olvidar Bucha, Irpin, Borodianka» y otras localidades en las que Ucrania acusa a las fuerzas rusas de atrocidades.

«Nuestros corazones están llenos de una ira ardiente, nuestras almas están llenas de un odio ardiente contra los invasores y todo lo que han hecho», dijo Zelenski. «No permitan que la rabia nos destruya por dentro (…) Transfórmenla en fuerza benéfica para deshacer las fuerzas del mal», agregó.

Fuente: AFP

Más contenido por Redacción CDN