Tailandia se cierra en agosto para frenar su peor brote de COVID-19

Tailandia se cierra en agosto para frenar su peor brote de COVID-19

Tailandia registra una fuerte ola de contagios y fallecidos desde abril

Bangkok y una gran parte de Tailandia permanecerán cerradas bajo fuertes medidas durante todo agosto para hacer frente al peor brote de la COVID-19 desde el inicio de la pandemia, mientras avanza lentamente la vacunación y el Gobierno intenta aplacar las críticas con leyes antibulo.

Tras lograr gestionar el primer año de la pandemia con relativo éxito, Tailandia registra una fuerte ola de contagios y fallecidos desde abril por la expansión sin control de la variante delta, que ha puesto al sistema sanitario al borde del colapso.

Esta tercera ola de la COVID-19 acumula más del 95 % de los 633.284 casos registrados desde el inicio de la pandemia y suma el 98 % de los 5.168 fallecidos.

Las autoridades anunciaron la noche del domingo la extensión del toque de queda nocturno y el cierre de servicios no esenciales, entre otras restricciones, ya vigentes sobre la capital y otras 13 provincias, y añadió a partir del martes a 16 nuevas regiones a la lista de "zonas bajo máximo control".

Los responsables del comité gubernamental creado para la gestión de la pandemia, encabezado por el primer ministro Prayut Chan-ocha, tienen previsto evaluar la evolución del brote y la efectividad de las medidas a mediados de mes.

Puedes leer: Estados Unidos recomienda pruebas anticovid para vacunados

Aunque una representante del organismo ya avanzó que es "muy posible" que las restricciones permanezcan hasta final de agosto "si la situación no mejora"

Estas medidas tienen como objetivo principal cortar la transmisión comunitaria del virus y que se traduzca a su vez en un menor número de pacientes para aliviar la situación crítica que afrontan los hospitales, sobre todo en la capital, donde los centros sanitarios están completamente desbordados.

Algunos hospitales de Bangkok han ubicado camas para tratar a los enfermos con la COVID-19 en las plantas de aparcamiento, mientras las autoridades y grupos civiles trabajan para habilitar vagones de tren en desuso y dársenas de un aeropuerto donde alojar a los enfermos con síntomas leves.

La falta de camas hospitalarias ha resultado en algunos casos en el fallecimiento de los enfermos en sus propios domicilios mientras esperaban a que estuviera disponible un espacio en los centros sanitarios, tal y como han admitido las autoridades.

Fuente: EFE

Mantente informado

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.

AnteriorOnamet prevé temperaturas calurosas y precipitaciones ocasionales en horas de la tarde
SiguienteResidentes de diversos sectores en SDO protestan por el arreglo de sus calles