Papa Francisco sale del hospital diez días después de su operación de colon

1520854925_297953_1520859348_noticia_normal

Francisco fue operado de una estenosis diverticular grave con signos de diverticulitis esclerosante, en la que se le extrajo una parte del colon

Ciudad del Vaticano.- El papa Francisco abandonó este miércoles el hospital Agostino Gemelli de Roma, diez días después de someterse a una operación de colon, y ya se encuentra en el Vaticano para reposar en su residencia, la Casa Santa Marta.

"El papa ha abandonado el hospital" confirmó el portavoz de la Santa Sede, Matteo Bruni, a través de un comunicado.

Francisco de 84 años fue operado el 4 de julio de "una estenosis diverticular grave con signos de diverticulitis esclerosante", en la que se le extrajo una parte del colon y que requirió anestesia general, intervención de la que ha evolucionado favorablemente, detalló Bruni.

El pontífice abandonó el hospital poco después de las 10.30 hora local (8.30 GMT) y puso rumbo de vuelta a casa a bordo del Ford Focus azul que suele usar en sus traslados.

No obstante, primero se detuvo a rezar en la basílica romana de Santa María La Mayor, ante el icono bizantino de la Virgen "Salus Populi Romani", uno de los más venerados de la capital y ante la que acude cada vez que debe realizar un viaje apostólico.

Ante la imagen, Francisco agradeció "el buen resultado" de su intervención quirúrgica y dedicó una oración especial a todos los enfermos, sobre todo por aquellos que ha conocido a lo largo de estos diez días de hospitalización.

Poco antes del mediodía, el papa acudió a las murallas del Vaticano pero, antes de entrar por la Puerta del Perugino, decidió bajarse del coche, de su asiento de copiloto, y saludar a los agentes que hacían guardia y a los que le habían escoltado.

Y lo hizo visiblemente contento, con una sonrisa.

 Durante su recuperación en el hospital

Mientras se recuperaba, el papa ha podido pasear por los pasillos del hospital, ha oficiado misa en la capilla de la habitación privada y ha cenado con los colaboradores que le han asistido en todo momento, día y noche.

En la tarde del martes visitó por segunda vez a los niños de la unidad de oncología pediátrica del hospital, en la décima planta, la de su apartamento, en lo que ahora se entiende como una despedida con los pequeños, que le han escrito cartas y mandado dibujos.

En estos días también se le ha visto saludando en silla de ruedas a algunos pacientes, aunque en el Ángelus ya apareció en pie.

Y como no podría ser de otra manera, como buen aficionado al fútbol, el pontífice siguió las finales de la Copa América y de la Eurocopa, ganadas respectivamente por su país, Argentina, e Italia.

Ahora le espera el reposo, algo idóneo en este mes de julio, en el que tradicionalmente el papa reduce su agenda y no celebra por ejemplo las audiencias generales de los miércoles para evitar el calor asfixiante de Roma a los fieles. EFE

Mantente informado

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.

AnteriorGobierno dominicano reabre puente fronterizo con Haití
SiguienteAlcaldía inicia trabajos de arreglo de calles y aceras en Las Terrenas