Internacionales

La ESA anuncia la elección de nuevos astronautas europeos

Pablo Álvarez y Sara García, primeros astronautas españoles en 30 años
Pablo Álvarez y Sara García, primeros astronautas españoles en 30 años

Puedes leer:

España volverá a tener astronautas en el espacio. El Consejo Ministerial de la Agencia Espacial Europea (ESA) ha anunciado en París la elección del leonés de 34 años Pablo Álvarez, y la también leonesa Sara García, para la nueva promoción de astronautas europeos, la primera que se elige desde 2009. El último español elegido, y el único hasta ahora en la historia de la ESA, fue Pedro Duque hace 30 años, en 1992.

Sobre los nuevos astronautas, que deberán someterse a un intenso programa de entrenamiento que puede alargarse hasta tres años o más, recaerá la responsabilidad de misiones clave para el futuro de la exploración aeroespacial, como el regreso a la Luna, prevista para 2030, y la futura misión a Marte. Entretanto, también volarán y trabajarán en la Estación Espacial Internacional, como han hecho sus predecesores.

Pablo Álvarez, el nuevo astronauta español es ingeniero aeronáutico leonés de 34 años que actualmente trabaja en varios proyectos de la multinacional Airbus. Es graduado por la Universidad de León y máster por la Universidad Politécnica de Varsovia. Entre 2011 y 2017 trabajó como ingeniero de estructuras de varios programas de aeronaves de Airbus, tanto en España como en Francia y Reino Unido. Desde 2017 a 2020 trabajó como arquitecto mecánico del rover ExoMars de la Agencia Espacial Europea, diseñado para buscar vida en Marte y cuyo lanzamiento ha quedado en suspenso tras la ruptura entre Europa y Rusia por la guerra de Ucrania.

Sara García, biotecnóloga de León de 33 años, ha sido seleccionada como astronauta en la reserva. Su formación académica transcurrió primero en la Universidad de León y después en el Centro de Investigación del Cáncer de Salamanca. Desde 2019 trabaja como investigadora posdoctoral en el Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas. García colabora como voluntaria con la Asociación Española contra el Cáncer y ha participado como organizadora en actividades de divulgación. Es aficionada al submarinismo, la lucha Krav Maga —sistema oficial de defensa personal del Ejército Israelí— el paracaidismo y el entrenamiento personal.

La selección de los astronautas llega tras un aumento en la contribución de España a la ESA

La selección llega poco después de que el Ministerio de Ciencia haya aumentado un 20% la contribución de España a la ESA para 2023 hasta alcanzar los 300 millones de euros. España es el cuarto país de la UE en contribución a ESA. El coeficiente de retorno en contratos para empresas españolas ha sido del 106% en los últimos años, lo que representa un superávit para España de 74 millones de euros, según el Ministerio de Ciencia.

Los elegidos han debido superar un proceso de selección de más de un año y seis fases. Además de estudios de nivel de máster o superior en el campo de las ciencias naturales, la ingeniería, la medicina, las matemáticas, y tres años de experiencia profesional, se exigían el dominio de un idioma, además del inglés, aptitudes físicas, entrenamiento en submarinismo y natación y capacidad para actuar en equipo y bajo tensión. Debían medir entre 1,50 y 1,90 metros y tener una edad máxima de 50 años, pues se prevé que hagan un mínimo dos viajes durante su carrera y no es recomendable que esta se extienda hasta una edad avanzada. Ahora están activos siete astronautas europeos de la anterior promoción: dos italianos, dos alemanes, un francés, un danés y un británico.

A las pruebas se presentaron 22,523 candidatos válidos, más del doble que en la anterior convocatoria de 2008. Solo pasaron a la segunda ronda algo más de 1,300 participantes. Desde España se presentaron 1,341 candidatos —1,043 hombres y 298 mujeres— de los que 28 pasaron a la segunda ronda de pruebas.

Entre las habilidades de los astronautas no solo cuenta la capacidad física, técnica y científica, sino también el talento para la divulgación y la comunicación. Los astronautas son embajadores de la ESA y también su rostro: desde los inicios de los programas espaciales soviético y estadounidense en los años sesenta, ha sido indisociables de los astronautas o cosmonautas que encarnaban el sueño de la conquista espacial.

La próxima etapa, para los nuevos astronautas, será integrarse en los próximos meses en el Centro de Astronautas Europeos en Colonia (Alemania). Allí seguirán, durante un año, un entrenamiento básico, seguido de una fase, duración indeterminada, de preparación previa a la misión. La formación concluye con un año y medio de entrenamiento final una vez se ha definido la misión del astronauta. El salario es de entre 5,400 y 8,600 euros netos mensuales libres de impuesto nacional sobre la renta.

El único español seleccionado por la ESA para viajar al espacio ha sido Duque que viajó dos veces al espacio en 1998 y 2003. A él se le suma el hispanoestadounidense nacido en Madrid Michael López-Alegría, seleccionado por la NASA.

Fuente: El País

Más contenido por Redacción CDN