Samaná, RD.- El Ministerio de Salud Pública clausuró el matadero municipal de Sánchez debido a que sus instalaciones no llenan los requisitos sanitarios para operar y carecen de condiciones higiénicas para sacrificar animales.

Se recuerda que el 2 de agosto de este años un equipo técnico de Salud Pública llegó al lugar y luego de inspeccionarlo y verificar las malas condiciones en que operaba notificó a la alcaldía dándole un plazo de 30 días para que sea acondicionado o sea traslado a otro lugar, pero al cumplirse el plazo solo a este matadero se le dio pintura.

El doctor Daniel Pimentel dijo que las carnes de los animales que son sacrificados en el referido matadero corren el riesgo de contaminarse y esto, a su vez, transferirse al consumidor por lo que se hizo obligatorio el cierre.