Internacionales

Registran una fuga de gas tóxico de municiones de la Primera Guerra Mundial en el mar del Norte

La fuga tiene lugar en un vertedero de municiones cerca de Bélgica que contiene 35.000 toneladas de desechos

Bélgica.- Rastros de gas mostaza fueron detectados en un vertedero de armas químicas en el mar del Norte, frente a las costas de Knokke, Bélgica, informa el medio local The Brussels Time, citando a Philippe De Backer, secretario de Estado belga para el mencionado mar.

Un banco de arena de la zona es el lugar de enterramiento de unas 35.000 toneladas de municiones de la Primera Guerra Mundial.

Después de ese conflicto armado, los Aliados, bloque compuesto por Bélgica, Rusia y Reino Unido, entre otros países, pusieron las armas químicas en contenedores que arrojaron al océano, donde permanecen hasta hoy en día.

La fuga de gas venenoso fue descubierta a finales del año pasado durante pruebas realizadas en el banco de arena de Paardenmarkt, cerca de la costa de Knokke, municipio de la región de Flandes.

Después de la declaración de Philippe De Backer, el gobernador de Flandes Occidental, Carl De Caluwé, hizo un llamamiento a limpiar el sitio. «Es mejor hacerlo ahora que cuando las fugas empeoren», añadió.

El gas mostaza, llamado así por su olor, también es conocido como iperita, por Ypres, la ciudad belga donde los alemanes lo usaron por primera vez en 1917 durante la Primera Guerra Mundial. Las consecuencias de su uso pueden ser letales.

Fuente: RT 

Más contenido por Rosa Reyes