El Senado y la Cámara de Colombia aprobaron este lunes en primer debate el proyecto de ley de amnistía para otorgar el perdón a insurgentes y militares, acusados de delitos menores, que se acojan al acuerdo de paz.

El ministro del Interior, Juan Fernando Cristo, dijo que “con la votación de las plenarias la semana entrante estamos garantizando que se cumpla el cronograma para el desarme y la desmovilización de las FARC-EP como está previsto en los acuerdos de paz”.

La votación ratificó el respaldo de los partidos políticos que apoyan el proceso de paz en Colombia: 15 a 0 en la Comisión Primera de Senado y 30 a 0 en la de Cámara. Solo hubo abstención de los cuatro senadores y cinco representantes en la Cámara del Centro Democrático.

La ley de amnistía busca otorgar seguridad jurídica a los exmiembros de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia-Ejército del Pueblo (FARC-EP), acusado de rebelión y delitos relacionados a su participación en la insurgencia. Asimismo, la ley contempla la renuncia a la persecución penal a los militares investigados por delitos menores, quienes regresarían a las filas.

El proyecto de ley de amnistía podría ser tramitado la próxima semana por las plenarias del Senado y Cámara para su debate final.

También en la sesión de este lunes, las FARC-EP estrenaron su vocería para tramitar proyectos de ley que permitan implementar el acuerdo de paz.

La vocera y dirigente de la Unión Patriótica (UP), Imelda Daza, expresó que el movimiento al que pertenece quiere “saber la verdad de quienes fueron nuestros victimarios, no para colgarlos en la plaza de Bolívar sino para saber a quién debemos perdonar”.