BARCELONA, España (AP) — Luis Enrique, técnico del Barcelona, informó que planea hacer debutar a Luis Suárez en el partido amistoso que disputarán el lunes, en lo que el delantero uruguayo purga una suspensión en competencias oficiales por morder a un contrario durante la Copa Mundial.

El Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS) suavizó el jueves la sanción que la FIFA impuso a Suárez, que le prohibía participar en cualquier actividad relacionada con el fútbol durante cuatro meses por morder a un oponente en el partido de su selección contra Italia en el Mundial de Brasil, y permitió a Suárez tomar parte en juegos amistosos.

Pero el TAS permitió a Suárez entrenar con el equipo -lo cual empezó a hacer desde el viernes- así como disputar partidos amistosos. No podrá participar en competencia oficial alguna hasta el 25 de octubre.

“La impresión que he tenido tras sus dos primeros entrenamientos es que es un jugador de un nivel muy alto”, dijo Luis Enrique en una rueda de prensa el domingo. “Responde muy al perfil de lo que esperaba. Mañana tendrá algunos minutos”.

Barcelona recibe el lunes al club mexicano León, con el que disputará el trofeo Joan Gamper, el partido de ensayo que el club catalán utiliza para presentar a su equipo para la temporada del fútbol español que está por iniciar.

Luis Enrique, quien debuta como entrenador azulgrana, indicó que la sanción que cumple Suárez no perjudica al Barcelona.

“El grupo es suficientemente sólido como para afrontar lo que sea y tenemos que centrarnos en los que están”, indicó el técnico. “Es un jugador de un gran nivel, responde muy al perfil de lo que espero”.

También se refirió a Lionel Messi y la función que el delantero argentino cumplirá en el esquema ofensivo del Barcelona.

“Lee las situaciones del juego con tanta facilidad que en ningún caso vamos a cerrarle cualquier posibilidad que él vea en un terreno de juego. Tiene total libertad”, dijo Luis Enrique. “Es el mejor del mundo. Después de verle entrenar me he sorprendido de todo lo que nos puede aportar”.