Santo Domingo, RD.- La Procuraduría Especializada de Persecución de la Corrupción Administrativa (PEPCA) interpuso este martes un recurso en procura de que sean incorporadas las delaciones premiadas en el caso Odebrecht.

Ante la decisión de inadmisibilidad de las pruebas relativas a las delaciones premiadas por parte del Primer Tribunal Colegiado del Distrito Nacional que conoce el expediente, la fiscal Mirna Ortiz destacó que en este caso procede el recurso de oposición y recordó que ante decisiones similares el Ministerio Público ha logrado que las juezas se retracten.

“Ustedes han sido testigos en todo el trayecto de este proceso que en varias ocasiones frente a recursos del Ministerio Público el tribunal se ha retractado y eso es lo que esperamos que suceda”, declaró.

Resaltó, no obstante, que los hechos se prueban por múltiples circunstancias y anunció en ese sentido que el organismo seguirá incorporando sus pruebas.

“El Ministerio Público no tiene pruebas estrellas, no tiene pruebas fundamentales ni estelares; el Ministerio Público hasta este momento ha incorporado 538 pruebas y más de 12 testigos, y tenemos todavía muchas pruebas más por incorporar”, enfatizó.

Resaltó que todas las evidencias tienen un fin único, que es armónicamente comprobar la teoría del caso que plantean las partes. “El hecho de que una prueba quede fuera no implica que la teoría del Ministerio Público ha fracasado o se ha debilitado”, añadió sobre la decisión de las magistradas Esmirna Giselle Méndez, Tania Yunes y Jissel Naranjo.

Al ser cuestionada por periodistas que cubren el proceso sobre los argumentos del tribunal de que no se respetaron las reglas sobre el anticipo de pruebas, la coordinadora de Litigación de la Pepca expresó opinión en contrario.

“Los tratados internacionales establecen un esquema diferente de incorporación de pruebas a lo que tradicionalmente está expresado en las legislaciones.  El crimen complejo, el crimen transnacional y el crimen organizado no se comportan de una manera tradicional, por eso los tratados recogen de una forma distinta la incorporación de esas pruebas al juicio, y eso es lo que le demostraremos al tribunal cuando hagamos nuestro recurso”, apuntó.

El Ministerio Público destacó que las delaciones premiadas son pruebas comunes que forman parte de su oferta probatoria contra los imputados Ángel Rondón Rijo, Porfirio Andrés Bautista García, Tommy Alberto Galán Grullón, Conrado Pittaluga Arzeno, Víctor Díaz Rúa y Roberto Rodríguez Hernández.

Con la incorporación por lectura de las declaraciones de Marcelo Odebrecht, Ernesto Saviera, Hilberto Mascarenhas Alves Da Silva, Luiz Eduardo Da Rocha Soares, Luis Antonio Mameir y Marco Antonio Vasconcelos Cruz, la Pepca busca demostrar la participación específica de cada uno de los imputados en el esquema de distribución de los sobornos por US$92 millones entregados por la empresa brasileña Odebrecht para beneficiarse con la adjudicación de contratos de obras públicas en el país.

Se recuerda que, las juezas del Primer Tribunal Colegiado del Distrito Nacional rechazaron este martes la incorporación como pruebas documentales, las delaciones premiadas de los ex ejecutivos de Odebrecht, Marcos Vasconselos Cruz y Marcelo Odebrecht, luego de cuatro audiencias debatiendo el tema.

La magistrada Gissell Méndez, argumentó que el Ministerio Público, no respetó las reglas que establece el Código Procesal Penal para las delaciones sean admitidas como anticipo de pruebas.

Citaron el hecho de que a pesar de que el Ministerio Público tuvo una autorización del juez de la instrucción para interrogar a los delatores no lo hizo, tampoco los ofertó como testigo del proceso en el momento oportuno (instrucción).

Al emitir el fallo a unanimidad, las juezas integrantes del tribunal, Esmirna Giselle Méndez, Tania Yunes y Jissel Naranjo, dejaron claro que sólo están sujetas a la Constitución y a las leyes.

Las supuestas delaciones premiadas (apócrifas por demás) son actas escritas en las que alegados empleados de Odebrecht relatan -sin decir cuándo, ante quién, y sin dar oportunidad a las defensas de contra interrogarlos- versiones confusas, cuando no contradictorias, acerca presuntos hechos ilegales.

De su lado, los abogados de la defensas de los seis imputados aseguraron que con la decisión el expediente queda debilitado.

Restaron importancia a las declaraciones o delaciones en sí mismas, por estar llenas de suposiciones y especulaciones que las hacen inútiles como piezas de convicción.

“Lo valioso es el precedente, pues el tribunal deja claro -con esta decisión- que somos un Estado de derecho. De haber triunfado la moción del órgano acusador, en lo adelante los ciudadanos podrían verse expuestos a ser acusados y juzgados en base a declaraciones de personas cristalizadas en actas escritas, lo que impediría el único medio de someter este tipo de pruebas -declaraciones- al calor del debate contradictorio: el contra-interrogatorio”, dijo una los consejos de la defensa en una declaración.

Las defensas manifestaron estar satisfechas por la decisión del tribunal e indicaron que el precedente será valorado positivamente por la comunidad jurídica, por tutelar los derechos fundamentales de los procesados, entre ellos el derecho a confrontar a los acusadores, reconocido por la Convención Americana de los Derechos Humanos.