La denuncia de agresión sexual en contra del director del IAD está en proceso de investigación

Santo Domingo, RD.- En solo cinco meses del gobierno del Partido Revolucionario Moderno (PRM) varios escándalos se han producido cuestionando el nivel de transparencia de la administración así como el accionar ético de los funcionarios.

Al menos cinco han sido los cuestionamientos por escándalos que ponen en tela de juicio la transparencia y la ética, tras asumir como presidente Luis Abinader.

El primer caso que causó revuelo en la opinión pública fue el supuesto plagio del logo Marca País adjudicado en la pasada gestión a un costo superior a los 32 millones de pesos.

Seguido de la venta de nombramientos en el Ministerio de Salud Pública, despertando el inicio de una investigación por parte de la Dirección de Ética Gubernamental que generó la suspensión del encargado de Recursos Humanos de dicha institución.

Kimberly Taveras fue la primera funcionaria investigada por su patrimonio tras declarar unos 74 millones, luego de esto renunció a su cargo como ministra de la juventud y fue sustituida mediante decreto del Poder Ejecutivo.

En diciembre pasado otro escándalo surgió ante el pago por adelantado de 100 millones de pesos a 70 artistas a través del Gabinete Social para conciertos futuros.

A inicio de este año el gobierno es salpicado nueva vez por una denuncia de agresión sexual en contra del director del Instituto Agrario Dominicano (IAD), Leonardo Faña, por el momento fue suspendido y el caso está en proceso de investigación.

Por: Leticia Díaz