¿Otero y Ellis podrían marcar la diferencia en el último capítulo de la serie final de Lidom?

COMPARTIR

Santo Domingo, RD.- Para nadie es un secreto que ambas escuadras, Águilas Cibaeñas y los Gigantes del Cibao, en el “matchup”, hombre a hombre, estaban bien parejos al iniciar la serie, y lo estamos viendo, y que la ligera ventaja, muy mínima la tenían los Potros con su pitcheo, ese mismo que en los últimos dos enfrentamientos se les ha venido encima, ha sido castigados y con lesiones que nadie se esperaba.

La última muestra reciente, fue lo ocurrido la tarde noche del domingo en Santiago, en donde el despiadado de Lagares conectó un “grand slam”, que creemos aún lo siguen buscando, y las Águilas que tenían los aparatos puestos listos para ser desconectados, en dos días igualaron la serie, y forzaron a que se realice el que nadie quiere ver, el séptimo no sabemos si de la suerte, y mucho menos para quién, pero en el día hoy no hay mañana, y un solo cetro que levantar.

ANDY OTERO.-

Las Águilas Cibaeñas anunciaron que saldrán al ruedo con el importado de las Estrellas Orientales, Andy Otero, quien registra un triunfo en su única salida en esta gran final, el pasado 13 de enero. El panameño maniató los bates de los Gigantes, lanzó cinco y un tercio, solo permitió tres sencillos; nadie le anotó carreras, otorgó dos boletos y pudo abanicar a cuatro contrarios.

Otero podría ser una carta de triunfo para las Águilas, ya que el jugador en lo que va de temporada se ha enfrentado en cuatro ocasiones a los de la ciudad del Jaya, y solo le han podido anotar una carrera.
En otro orden, los Gigantes, en dos días, las lesiones se han mantienen reinando dentro de un equipo que ganó la ronda regular, que fue el primero en clasificar a la Final Cibaeña, y para muestra un botón, que hasta su dirigente, Luis Urueta “Pipe” está fuera de acción, por una intoxicación.

La novena que representa a San Francisco de Macorís en esta pelota invernal dominicana, está pasando un mal momento, se vieron con la serie en sus manos, para celebrar en la casa con (3-1), y ahora se encuentran con (3-3).

Chris Ellis.-

Los Potros francomacorisanos anunciaron para este decisivo encuentro al lanzador derecho Chris Ellis; su última salida en la serie final fue en enero 13, que perdió precisamente ante Otero, transitó en cuatro y dos tercios, tres inatrapables, dos carreras limpias, cuatro boletos, dos ponches, su promedio de carreras limpias está en (3.86).

Se ha enfrentado en la presente campaña a las Cuyayas en tres ocasiones permitiendo cuatro carreras, y debo destacar que ni con el uniforme de los Leones ni con el de Gigantes le ha podido ganar un partido a los de “Valle de la Muerte”.

La condición de César Valdez y Paolo Espino, ambos brazos probados y respetados, con un triunfo cada uno en esta serie final, es de día a día y en definitiva así lo anunciaba Brayan Peña, quien funge como dirigente de manera interina, tristemente para los fanáticos de los Potros estos dos, no estarán disponibles para hoy lunes.

Pero las lesiones de los Gigantes van más allá de Valdez y Espino, se espera que el equipo informe si se podrá uniformar Kelvin Gutiérrez, un bate que ha implantado el respeto esta temporada, y le tocó salir por problemas en la ingle.

¿Y el capitán? Moisés Sierra, está siendo evaluado por una molestia que presentó en una de sus piernas, y se espera conocer si se podrá uniformar y salir al terreno.

Los bates están ahí de ambos lados, listos para dar su última pelea, por si se les olvidó los Gigantes llegaron debajo en la novena ayer 6-1, y armaron un corre, corre con cuadrangulares back to back, de José Sirí y Ronald Guzmán, para que el partido finalizara por la mínima 6-5.

Como inicié al principio de mi escrito, el pitcheo de los Gigantes le daba una ligera ventaja sobre las Águilas, pero las cosas han cambiado y estas lesiones en algunos brazos de lanzar de los Potros les podrían hacer falta el día de hoy.

Ya no estamos hablando de un 7/4, ahora todo se reduce a un único partido, como todos los amantes del béisbol bien sabemos, un juego lo puede ganar cualquiera.

Estará lanzando todo el mundo por ambas escuadras, todo aquel que no abrió partido el día de ayer, quienes se juegan la vida en este último y decisivo choque para determinar el campeón de Lidom, y saber de qué tamaño y de qué color… es el “Cibao”.

Cortesía de Katiusca María

Mantente informado

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.

AnteriorSalud notifica 11 muertes por coronavirus y 1,848 nuevos contagios
SiguienteEsposa de periodista Moisés González en estado delicado por COVID-19