Política

Abinader: a pesar de panorama internacional adverso el país tiene nivel de reservas más alto de la historia

Santiago, RD.- El presidente de la República, Luis Abinader, expresó en su discurso en el marco del 159 aniversario de la Restauración Nacional que el buen desempeño de la economía con el relanzamiento iniciado por su Gobierno, se vio afectado por la guerra desatada con la invasión de Rusia a Ucrania. Sin embargo, el país tiene el nivel de reservas más alto de la historia con RD$ 14.500 millones de dólares; los niveles de empleo son superiores a la etapa preCOVID y el turismo experimenta un crecimiento récord.

El mandatario indicó que la acción del Gobierno encaminada a superar con rapidez las consecuencias del COVID19 permitió una reapertura de la economía. Los sectores productivos abrieron más rápido que la mayoría de los países, al punto que la Organización Mundial de la Salud (OMS) le invitó a hablar de la experiencia dominicana.

Panorama internacional interrumpió la cadena de suministros

Empero, ese buen desempeño se afectó por la guerra desatada con la invasión de Rusia a Ucrania. “Se han roto las cadenas de suministros, se han puesto en tensión los mercados energéticos. Además los mercados de divisas y se alteraron los flujos del comercio mundial”, precisó el gobernante.

Estos efectos afectan todas las economías del planeta y también la dominicana. “Pero les puedo asegurar, que durante este periodo hemos sentado unas bases sólidas para que estas perturbaciones de la economía internacional nos afecten lo menos posible” manifestó el presidente.

No podemos obviar que los problemas que hoy tiene el país, como la inflación, que tanto afectan, son de carácter global. Tienen causas ajenas a nuestro país, aunque nosotros pongamos en marcha acciones para mitigarla en la medida de nuestras posibilidades.

Luis Abinader, presidente de la República.

Se aprobó un paquete de medidas para enfrentar niveles inflacionarios

Aseguró que se esa manera se aprobó un paquete de medidas dedicado a enfrentar los niveles inflacionarios internacionales más altos de los últimos 14 años. Desde que en 2008 la inflación interanual en República Dominicana llegó al 14%.

Desde que empezó la guerra, el gobierno desplegó un programa de subsidios para la protección de las clases trabajadoras. Estas ayudas dirigidas a los más vulnerables, de 42,800 millones de pesos, especialmente para los combustibles, pero también para el arroz, trigo y otros productos. Para que se hagan una idea, con todo este dinero se podrían construir 400 kilómetros de carreteras.

“Nuestro plan nos ha llevado a subsidiar el 100% del alza de los combustibles. De no haberlo hecho, la inflación habría aumentado el 6% anual. Y hemos apostado decididamente por la producción agropecuaria nacional, subsidiando de forma directa los fertilizantes y otros componentes utilizados en la producción agrícola”, precisó.

Añadió que en esa misma línea se dispuso otras medidas para combatir la inflación y proteger los bolsillos de los dominicanos.

Se aumentó subsidio al sector transporte

Mencionó entre ellas el aumento del subsidio directo al sector transporte para evitar el alza en el precio de los pasajes. En ese orden el subsidio de hasta un 10% en las importaciones de maíz, trigo, soya o harina y la grasa vegetal. De igual forma, aplicación durante 6 meses del 0% a los aranceles de los productos más importantes de la canasta básica.

“Mantenemos la política de subsidios focalizados con los programas especiales del INESPRE, con la instalación de más mercados populares en todo el territorio nacional. Llegamos a duplicar las bodegas de venta directa de productos; el aumento de las transferencias a la tarjeta SUPÉRATE, el incremento del subsidio del Bono Gas. La ampliación de las raciones de alimentos en los Comedores Económicos, entre otras, para lo cual hemos asignado la suma de 14,540 millones», refirió Abinader.

Asimismo que en el marco de proteger a los más vulnerables, a través del programa SUPERATE, se invierte más de 41,700 millones de pesos. Este programa beneficia a 1,650,000 familias, con el doble de lo que recibían antes de la pandemia. “Algo sin precedentes en materia de protección social en nuestro país”, enfatizó el mandatario.

Afirmó que todo esto se ha conseguido sin aumentar el peso de la deuda del sector público consolidado respecto al Producto Interno Bruto. Una reducción de la deuda del sector público no financiero que bajó del 49.7% en agosto 2020 al 47.5% al mes de junio de este año.

Más contenido por Ramón Santana Alvarez