Leonel Fernández reitera preocupación por costo de productos básicos

El expresidente Leonel Fernández volvió a expresar su preocupación por el alto costo del precio de los principales artículos de la canasta familiar que se han disparado en los últimos meses.

Especialmente, el precio de las carnes y productos, como el ajo, que han aumentado de manera alarmante.

Fernández ofreció estas declaraciones durante el acto de juramentación de nuevos miembros.

Y la inauguración de la Casa del Pueblo de la circunscripción número dos de Santo Domingo Este. Situada específicamente en la calle Marcos del Rosario en Los Mina.

Denuncian alto costo de alimentos de la canasta básica

En agosto del presente año, compradores en el Mercado de la Feria Ganadera dijeron estar con el grito por considerar irrazonables los precios de los productos de consumo masivo.

“Muy caro” es la frase que han venido repitiendo los compradores desde hace meses respecto a los precios de alimentos de primera necesidad.

Inclusive algunos vendedores no descartan más alzas en algunos rubros, como es el caso de la auyama, que subió alrededor de 10 pesos recientemente.

Pero otros comerciantes difieren en opiniones y aseguran que el costo de los productos de la canasta básica como los cereales, la leche y los tomates se mantienen estables.

Sin embargo, esa estabilidad en precios que señalan vendedores contrasta con el número de ventas.

Tanto vendedores como compradores esperan una reacción esperanzadora de parte del Gobierno para estabilizar los precios de los alimentos.

Del mismo modo, comerciantes y consumidores en el mercado de Cristo Rey se quejaron de los altos precios de los productos de la canasta básica.

Tales como plátanos, papas, cebolla, pollo y otros rubros, que golpea tan fuerte a la población, que ni estirando sus sueldos les alcanza para comprar.

Así lo aseguran consumidores consultados por CDN durante un recorrido por el mercado de Cristo Rey.

Productos como la papa, la cebolla, el ajo, los plátanos, la carne de pollo, muchos vendedores admiten que han experimentado alzas considerables.

Tanto compradores como vendedores exigen a las autoridades una pronta solución que les beneficie a ambos.