La nueva ventaja digital: repensar la estrategia para la era pos pandémica

Lucia

Una reciente encuesta de McKinsey & Company confirma que el futuro pertenecerá a las empresas.

Santo Domingo, RD.- Un año después del surgimiento de la crisis de COVID-19, la más reciente encuesta de McKinsey sobre estrategia digital indica que la pandemia ha aumentado el ritmo de los negocios y que las capacidades tecnológicas serán críticas para las estrategias pos pandemia y demás años por venir.

“En nuestro más reciente estudio, analizamos más de cerca cómo las empresas están reconsiderando el papel de la tecnología digital en su estrategia comercial general y cómo hacer negocios a la velocidad que ahora se necesita para funcionar.  Hemos descubierto que algunas empresas ya están liderando en este sentido. Sus respuestas muestran que mejores capacidades tecnológicas generales, talento, liderazgo y recursos (lo que llamamos “dotación tecnológica” de una empresa) están vinculados a mejores resultados económicos”, explica Antonio Novas, Socio de McKinsey & Company y representante de la firma en República Dominicana.

Los resultados de este estudio también indican que esta aceleración en la adopción de la tecnología es cada vez mayor y también está ocurriendo en el nivel de las prácticas comerciales centrales. Esto quiere decir que lo que se consideró la mejor velocidad en su clase para la mayoría de las prácticas comerciales en 2018  ahora es más lento que el promedio. “De hecho, las empresas encuestadas con las dotaciones tecnológicas más sólidas dicen que están operando a un ritmo aún más rápido”, añade Novas.

Nuevos negocios digitales y más inversión en tecnología.

El informe de McKinsey también devela que no es solo el ritmo de los negocios lo que ha cambiado fundamentalmente con la crisis del COVID-19. Muchos encuestados reconocen que los modelos comerciales de sus empresas se están volviendo obsoletos. Solo el 11 por ciento cree que sus modelos comerciales actuales serán económicamente viables hasta 2023, mientras que otro 64 por ciento dice que sus empresas necesitan crear nuevos negocios digitales.

Un indicador de la creciente importancia de la tecnología tanto para la estrategia como para las operaciones es que las empresas han destinado más recursos a sus capacidades digitales y tecnológicas durante la pandemia, incluso cuando recortaron recursos de otras partes del negocio. Según los resultados de la encuesta, la financiación de iniciativas digitales y tecnológicas aumentó, al igual que el número de equivalentes a tiempo completo en funciones digitales y tecnológicas. Este resultado es coherente con los hallazgos de un estudio de McKinsey del año pasado que indican que los ejecutivos han comenzado a adoptar una visión más estratégica de la tecnología, pensando en ella como algo más que un simple generador de costos. Más de la mitad de los encuestados de este año dicen que sus empresas buscan la tecnología como una forma de diferenciarse estratégicamente de la competencia.

“Para lograr sus objetivos, es fundamental que las organizaciones comprendan lo que realmente significa diferenciarse de otras en su tecnología, especialmente porque “tecnología” y “digital” son términos tan amplios y significan cosas diferentes en distintas organizaciones. Preguntamos a los encuestados sobre elementos específicos de la tecnología que, basados ​​en nuestra experiencia e investigaciones previas, sustentan las transformaciones digitales exitosas. Los resultados sugieren un vínculo claro entre la dotación de tecnología y el rendimiento económico superior”, explica Antonio Novas y agrega: “Al mismo tiempo, los resultados confirman que incluso las empresas con mejor desempeño tienen espacio para mejorar y fortalecer sus dotaciones tecnológicas”.

Oportunidad de talento humano.

El talento representa un desafío permanente para las empresas que están transformando su negocio a través de la tecnología y la tecnología digital, como muchos de los encuestados indican. A medida que las organizaciones hacen sus planes para llenar las brechas críticas de talento en tecnología, desde la junta hasta la primera línea, los resultados sugieren que no existe una fórmula mágica para llenar las brechas de habilidades. Las empresas con mejor desempeño económico informan una mayor confianza en la contratación de nuevos empleados. En otras empresas, los encuestados informan que se centran por igual en contratar y volver a capacitar a su personal actual.

Finalmente, la encuesta de McKinsey señala que los países con mejor desempeño económico ya han tomado más acciones que sus pares para lograr sus objetivos tecnológicos. Sus respuestas muestran que es más probable que estas organizaciones inviertan en talento y creen nuevas asociaciones, incluso con competidores.  De hecho, muchas están haciendo planes más agresivos para diferenciarse con la tecnología, y algunas se están preparando para reinventar su propuesta de valor por completo. En este contexto, las organizaciones más innovadoras aumentaron sus ventas a través de productos o servicios que no existían hace un año.

“Nuestra encuesta confirma no solo que una base tecnológica sólida es fundamental, sino también que las empresas líderes están muy por delante de sus competidores en la construcción de las suyas. Para todos los demás, ahora es el momento de realizar inversiones audaces en tecnología y capacidades que equiparán a sus negocios para superar a los demás en un panorama en rápida evolución”, concluye Antonio Novas.

 

Mantente informado

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.

AnteriorDJ Adonis será interrogado por participar en caravana en SFM
SiguienteOhtani desea participar nuevamente en competencia de jonrones