Nacionales

Juez aplaza inicio de audiencia preliminar de caso Medusa para el 19 de diciembre

Aplazan audiencia preliminar en el caso Medusa
Aplazan audiencia preliminar en el caso Medusa

El juez tomó la decisión para que las partes sean notificadas debidamente y se entreguen las pruebas depositadas por el Ministerio Público

Santo Domingo, R.D.-El juez del Tercer Juzgado de la Instrucción, Amauri Marcos Martínez Abreu, aplazo el inicio de la audiencia preliminar que se le sigue a los 41 imputados y a 22 empresas involucrados en la operación Medusa para el 19 de diciembre a las nueve de la mañana.

La decisión del magistrado Martínez Abreu se produce luego de la totalidad de los abogados de los imputados solicitaron más tiempo para preparar sus escritos de defensa. Y de reclamar la entrega de las pruebas físicas que dice el Ministerio Público que tiene contra Jean Alain Rodríguez, ex procurador general de la República y de los demás imputados.

El aplazamiento incluye un plazo 20 de días para la entrega de discos duros subsanados y la entrega de la cantidad de disco duros faltantes. Además,  10 días para que la defensa técnica reclame los medios de pruebas ante la secretaria del tribunal.  Finalmente, un plazo de 60 días a las defensa técnicas hábiles para que puedan completar los medios de defensa.

Sobre los discos duro entregados a las partes el juez Martínez Abreu dijo que “ha sido cuesta arriba; producto de que este disco duro presenta circunstancia en cuanto a lo que es la glosa Y a las carpetas que tienen un nombre y corresponden a otro. Estos son aspectos considerados por este tribunal”

Otras decisiones del juez

Además, ordenó la citación a los imputados. Y dispuso que para las próximas audiencias habrá pausas para los almuerzos, para evitar problemas de salud de los vinculados en el proceso.

Asimismo, el juez desestimo la solicitud de declaratoria de inconstitucionales los artículos  298 y 299 del Código Procesal Penal, como fue solicitado en la audiencia por algunos abogados de la defensa que solicitaban un plazo mayor a lo que establecen los referidos artículos.

Sobre la querella de la Fundación Alfredo Nobel, presentada en el tribunal contra los imputados en el proceso, el juez determinó que las calidades como acusador alternativo quedan sobreseída hasta tanto cumplan el debido proceso.

Debates en la audiencia preliminar Caso Medusa

Durante la audiencia fueron comunes las quejas de que los discos duros que se entregaron con las pruebas del caso no pudieron ser accesibles, por lo que solicitaron que le sean entregadas de manera física. Queja confirmada por el juez.

Asimismo, los imputados solicitaron entre 100 días, tres, cuatro y hasta seis meses como tiempo para prepararse para el proceso.

La defensa Alfredo Solano solicitó cuatro meses y se opone a la entrega de pruebas a través de dispositivos electrónicos. Dice que las solicitudes le permitirían hacer sus escritos de defensa.

Asimismo, Marisol García Oscar, abogada de Javier Alejandro Forteza Ibarra, pidió aplazamiento para que se preserve el debido proceso. Y la defensa de Altagracia Guillen se adhirió a la ampliación del plazo, para que se garantice la igualdad de la ley a todas las partes.

De su lado, el abogado Tony Delgado no se opuso a que los medios de pruebas se notifiquen en dispositivos digitales.  “A nosotros no se les ocurra mandarnos eso, porque estamos dispuesto a abrir cualquier dispositivo. En verdad no necesitamos eso, más acorde a la justicia digital, pero esperamos que los dispositivos funcionen y que lo que dice que tiene este ahí”.

Otros abogados, insistieron que la gran cantidad de pruebas y el volumen del expediente no permiten que sean conocidos de manera óptima en un plazo de 100 días, porque 100 días sería un plazo forzoso.

Los abogados de Jenny Marte Peña, Joaquín Zapata Martínez, Carlos Manuel Bello y  José Rosario solicitaron aplazamiento hasta que sean notificativa las pruebas de manera física.

Otros dijeron que no estaban preparados para hablar en la audiencia y se limitaron a pedir un aplazamiento. Fue el caso de los abogados de Fausto Cáceres, otro de los imputados en la Operación Medusa.

Posición del Ministerio Público

A las solicitudes, el Ministerio Publico, representado por la Directora de Persecución, Yeni Berenice Reynoso; y el titular de la Procuraduría Especializada de Persecución de la Corrupción Administrativa (PEPCA), Wilson Camacho, no puso objeción al aplazamiento, pero reclamó que sea un tiempo razonable y apegado a las normas procesales.

 “No es posible que le demos aquiescencia a la solicitud. No recibimos extorsiones procesales. Asumimos un principio americano de que nosotros no negociamos con terroristas”, alegó Yeni Berenice a la solicitud de uno de los abogados de que el plazo del aplazamiento sea de seis meses.

Sobre la solicitud de que se entreguen las pruebas de manera física, la magistrada Reynoso recordó que el Congreso ya aprobó la forma digital de los procesos judiciales. “El que no se monte en ese tren se va a quedar en la obsolescencia”, recalcó.

Asimismo, los fiscales se comprometieron a otorgar a los imputados privados de libertad de que se le coloquen en sus dispositivos electrónicos lo programas que le permitan acceder a las pruebas y que  sean extendidos los horarios para fines de revisión, estudio acceso a los elementos de pruebas.

A la salida del tribunal, Wilson Camacho reiteró que el expediente de la operación Medusa está blindado.

Otros argumentos de los imputados

Durante la audiencia, varios de los imputados presentaron calidades aunque reclamaron la falta de notificación. Motivo por el cual sus defensas sostenían la solicitud de aplazamiento.

Uno de los abogados que pidió aplazamiento fue Miguel Valerio, defensor de Lisandro José Macarrulla Martínez. Solicitó que el plazo que se otorgue sea de 100 días a partir de la notificación para ellos presentar sus escritos de defensa.

Indicó que hacia la solicitud en nombre de su defendido y de otros que se habían enterado por la prensa de que eran investigados y sometidos a la justicia, como parte del expediente de la operación Medusa.

De su lado, los abogados de Jean Alain Rodríguez y de su empresa Jurivest solicitaron que se notifique a la compañía vía secretaria. Y se le entreguen todo el legajo acusatorio de forma física no digital.

Asimismo, el abogado Carlos Balcacer de la defensa del ex procurador, insistió en que el Ministerio Público no tiene pruebas contra su defendido. Por entender que el relato de Rafael Canó, mano derecha de Jean Alain Rodríguez, no tienen ninguna validez. Calificó a Canó como un delincuente internacional.

Imputados en el caso Medusa

La acusación formal por el entramado de corrupción perseguido en la Operación Medusa incluye como imputados a 41 personas y 22 empresas. En el caso la figura central clave es Jean Alain Rodríguez, quien guarda prisión preventiva desde hace un año.

En la fase de instrucción de la Operación Medusa están sometidos Jean Alain Rodríguez. También Jonathan Rodríguez Imbert, exdirector administrativo de la Procuraduría, Alfredo Solano Augusto, ex subdirector financiero. Además, Altagracia Guillén Calzado, ex subdirectora administrativa, Jenny Marte Peña, ex encargada de construcción del Proyecto del Plan de Humanización del Sistema Penitenciario.

Asimismo, Javier Forteza Ibarra, Rafael Antonio Mercedes, exdirector de Tecnologías de la Información y Comunicación del Ministerio Publico, y Miguel José Moya,  ex asesor de comunicación estratégica del ex procurador.

Además, Lisandro José Macarrulla, hijo del ministro de la Presidencia, Lisandro Macarrulla, entre otros.

Leer también:

Más contenido por Alba Nely Familia