Nacionales

Editoras cambian libros cada año como estrategia comercial, según Asedilird

El presidente de la Asociación de Editores y Distribuidores de Libros de Textos de República Dominicana (Asedilird), Juan Colón, afirmó que algunas casas editoriales utilizan como estrategia comercial, cambiar el nombre y portada de los libros de textos, para obligar a que se compren de nuevo sin que puedan ser reutilizados, pero el contenido sigue siendo el mismo.

Asimismo, explicó que algunas editoras hacen modificaciones de la portada y el nombre de los libros para hacer ver que se trata de materiales distintos. Sin embargo, aclaró que los contenidos solo cambian cuando se produce una transformación curricular, por lo que se trata de una táctica engañosa con fines lucrativos.

Sin embargo, dijo lamentar que las autoridades han permitido que se negocie con los libros de textos de manera burda. “¿por qué se cambian los libros cada año? porque determinadas casas comerciales les cambian las portadas a los libros y van a los centros educativos, generalmente privados, y les dicen a los padres de los alumnos que han cambiado el material, pero el contenido sigue siendo el mismo”, enfatizó.

En ese sentido, indicó que la Dirección General de Currículo es la única entidad que está autorizada para cambiar la propuesta curricular en su calidad de rectora, al señalar que desde 1993 hasta la fecha solo se han producido dos modificaciones curriculares.

“Es decir, ni siquiera es cada 4 años, debería ser muchísimo más tiempo, porque hasta que no se cambie la propuesta curricular ninguna casa editorial puede variar los contenidos”, precisó.

Un llamado a los centros educativos

Por tanto, el especialista instó a los centros educativos, públicos y privados, no seguirles el juego a las editoras que incurren en esa práctica engañosa, porque en el fondo sigue siendo el mismo currículo.

De igual manera, el director ejecutivo de la Acción Empresarial para la Educación (Educa), Darwin Caraballo, amplía estas observaciones, al señalar que los padres no están obligados a adquirir los libros que vienen con ejercicios o materiales complementarios de aprendizaje adicionales, debido a que las casas editoras y los centros de estudios no tienen calidad para variar el currículo educativo. 

Las declaraciones de ambos expertos se produjeron este martes al participar en el Panel de CDN y elCaribe, donde además precisaron que los alumnos también pueden reutilizar los materiales de sus hermanos mayores.

Solo dos ofertas curriculares de 1993 al 2022

El presidente de Asedilird informó que en República Dominicana se establecieron dos propuestas curriculares, una en 1993 y otra en el año 2013. “El primer plan nacional de educación se hizo en el período 1992-1993, en donde se estableció una primera propuesta curricular, que se acogió de manera oficial en el año 2006. Luego, hay una segunda transformación curricular, que se elaboró en el plan nacional de educación del 2008-2018 y a partir de 2013 es que se hace la transformación curricular”.

Recordó que hasta el año 2007 la duración de los libros era abierta, es decir, podía permanecer entre 10 y 15 años. No obstante, dijo que ese mismo año el entonces senador por el Partido de la Liberación Dominicana (PLD), Francisco Domínguez Brito, sometió un proyecto de ley que establecía cambiar los libros de textos cada 4 años.

Lea también:

“Desde entonces ha estado así, pero hay una parte comercial que hace cambiarlos cada año, incluso, la periodicidad debería estar por encima de los 4 años, porque los contenidos solo cambian cuando hay transformación curricular”, recalcó.

Sin embargo, dijo que los libros continuaron desactualizados hasta el 2021, ya que fue ese año que se escogieron los primeros libros de textos de los niveles inicial y básico con las transformaciones establecidas en 2013, tras asegurar que ya están en proceso los libros de media.

Aún sin propuesta curricular para el nivel medio

“Con la salvedad de que en el caso de los libros de media, el Consejo de Educación no se ha reunido para establecer de manera oficial la propuesta curricular del nivel medio”, aclaró.

En ese sentido, Darwin Caraballo precisó que para el segundo ciclo de la educación media, iniciado en el año 2013, todavía no se ha aprobado la nueva transformación curricular, que muda el currículo de contenido a uno por competencias.

Dijo que, en ese aspecto, correspondía actualizar los libros de textos y contenidos complementarios, para contribuir a un mayor nivel de aprendizaje de los estudiantes.

Al respecto, indicó que la normativa vigente para el contenido oficial de la educación pública y los centros educativos privados que se acogen a esta propuesta curricular, dispone que la vigencia de los libros de textos es al menos cada 4 años.

También le puede interesar:

El presidente de Educa sostuvo, asimismo, que la confusión puede darse en que hay centros educativos privados que además del currículo oficial tienen espacios curriculares complementarios.

“Y para eso podrían solicitar material adicional que es independiente de la relación entre el estudiante, la familia y el centro educativo. Pero hasta el momento no se han producidos cambios en la propuesta educativa para determinar el contenido de los nuevos textos educativos”, planteó.

Asedilird dice libros digitales son una realidad

Al ser preguntados de los conflictos que se produjeron recientemente con los libros digitales, Juan Colón respondió que en la era digital los libros digitales son una realidad que se impone y, por vía de consecuencia, desde la pandemia se empezaron a implementar.

En los casos de inicial y básica, indicó que en las materias de Matemáticas, Lengua Española, Ciencias Naturales y Ciencias Sociales se continuarán utilizando libros físicos, mientras que en las demás asignaturas trabajarán con libros digitales.

Sin embargo, sostuvo que para el próximo año escolar se utilizarán los libros digitales en todas las asignaturas del nivel medio de educación. “Esa fue la propuesta que el Ministerio de Educación nos hizo a todas las casas editoriales y, obviamente,  tenemos que ceñirnos a lo que ellos nos han solicitado”, adujo.

Agregó que todas las casas editoriales ya entregaron los libros digitales que se utilizarán el próximo año escolar, por lo que cuando inicie la jornada educativa los alumnos dispondrán de los materiales a utilizar.

Falta de cupo en escuelas obedece al éxito del Gobierno

En relación a la falta de cupo para inscribir los alumnos en las escuelas, Caraballo consideró que, aunque parezca paradójico, ese problema se debe al éxito de la política educativa desarrollada por el actual Gobierno durante la pandemia, que permitió retener a estudiantes en el sistema educativo frente a los pronósticos de salida masiva de estudiantes y aumento de la deserción, como lo hicieron los organismos internacionales más prestigiosos de la región.

“Y que además se constató en algunos países de la región, que efectivamente han experimentado deserción. Afortunadamente los niveles de cobertura en República Dominicana están a niveles pre pandemia”, agregó.

Leer también:

Sostuvo que el aumento de la demanda en los servicios públicos de educación obedece a que la pandemia afectó fuertemente a la oferta de educación privada en sectores medio y bajo, muchos de los cuales se vieron obligados a cerrar sus puertas.

Subrayó que frente a esta situación se produjo una migración natural de los alumnos del sector privado al sector público, presionando la capacidad y disponibilidad de las infraestructuras, al resaltar los esfuerzos que realiza el ministro de Educación para que los estudiantes no queden fuera del año escolar.

Más contenido por Juan Ulises De La Cruz Lluberes