Internacionales

Muere a los 60 años la activista Shinta Ratri, icono de lucha trans en Indonesia

Muere la activista Shinta Ratri, icono de lucha trans en Indonesia
Muere la activista Shinta Ratri, icono de lucha trans en Indonesia

La activista indonesia por los derechos de la comunidad LGTBI, Shinta Ratri, quien fue galardonada el año pasado por los Premios Casa Asia 2022, ha fallecido este miércoles a los 60 años, según informaron organizaciones activistas.

La organización Gaya Nusantara confirmó la muerte de Ratri, una mujer musulmana transexual que se identifica como «waria«, que en indonesio hace referencia a las personas transgénero o entre dos identidades, aunque no dio mayores detalles sobre las causas de su deceso.

«Nuestras condolencias (…) que estés reunida a Dios«, señaló la organización en una publicación subida en Instagram, al lado de una foto de Ratri.

La activista era una de las voces más influyentes a favor de los derechos LGTBI, en especial de las personas transgénero, en Indonesia y es la fundadora de la única escuela coránica para la comunidad LGTBI islámica en Yogyakarta, conocida como Pondok Pesantren Waria Al-Fatah.

Premio

El año pasado, Ratri fue galardonada con los Premios Casa Asia 2022, que desde 2004 reconocen y difunden la labor de individuos y entidades, tanto públicas como privadas, que promueven el conocimiento, el diálogo y las relaciones entre España y la región de Asia-Pacífico en los terrenos económico, social, educativo, cultural, así como el desarrollo y los derechos humanos en esa zona.

La noticia de su muerte ha generado conmoción entre la comunidad y activistas LGTBI, quienes rindieron tributo y alabaron el trabajo de Ratri.

«Shinta Ratri, activista de derechos humanos, pionera musulmana transgénero en Indonesia y directora de una escuela islámica para mujeres transgénero en Yogyakarta, falleció. Que bendiga su alma y luche continuamente por otros«, escribió en Twitter el activista y académico Anmar Alfikar.

En sus trayectoria como activista, Ratri ha plantado cara al aumento del fundamentalismo islámico observado en los últimos años en la política de Indonesia, donde casi el 90 % de los más de 260 millones de habitantes son musulmanes y practican una versión moderada del islam.

Además de los Premios Casa Asia 2022, Ratri recibió en 2019 el galardón Front Line Defenders Award en honor a su dedicación y coraje como activista de derechos humanos, una labor que le rindió ataques y agresiones, entre ellos un violento asalto en 2016 que obligó el cierre del colegio por un corto periodo.

A día de hoy, cerca de 40 estudiantes están matriculados en la escuela Al Fatah, donde se les enseñan oraciones y comprensión del Corán, entre otros, y que sirve como un espacio seguro para que las mujeres trans ejerzan su derecho al culto religioso.

Puedes leer:

Más contenido por Redacción CDN