Jeb Bush oficializa su precandidatura presidencial en EE.UU.

El exgobernador de Florida Jeb Bush confirmó este lunes que competirá por la candidatura republicana a la Presidencia de Estados Unidos y aseguró que está listo para ser el "líder" de "esta gran nación en su mejor siglo".

"Cuando miro hacia el futuro, veo una gran nación a punto de comenzar su mejor siglo. Y yo estoy listo para ser su líder", aseguró Bush ante cerca de 3.000 seguidores en un acto público celebrado en el Miami Dade College (MDC), una de las mayores universidades públicas del país, con un gran porcentaje de alumnos hispanos.

De esta forma, Bush, hijo y hermano de los expresidentes George H. W. Bush y George W. Bush, respectivamente, confirmó en este acto su aspiración con miras a los comicios presidenciales de 2016, para la que es uno de los favoritos.

Acompañado por su esposa mexicana Columba, Bush dejó claro en su discurso su deseo de convertirse en el candidato de los latinos, a los que se dirigió en español para pedirles ayuda. "Trabajen con nosotros por los valores que compartimos y por un gran futuro" que construir, dijo a la comunidad hispana.

"Jeb!"

jeb

El sencillo logo de campaña "Jeb!" divulgado el fin de semana, omite el apellido de su familia, que sigue siendo polémico.

Sus lazos familiares le han hecho trastabillar, por ejemplo sobre la invasión de Irak. Tras haber defendido la decisión de su hermano, posteriormente retrocedió y dijo que si él hubiera sido presidente no hubiera ordenado el ataque.

Sus rivales demócratas tratan de asociarlo al polémico legado de George W. Bush, sobre todo por la guerra en Irak o la crisis económica.

"Ya hemos visto lo que es una economía dirigida por un Bush", dijo este lunes la presidenta del Comité Nacional Demócrata, Debbie Wasserman Schultz.

Reforma migratoria

A principios de año se encontraba a la cabeza del pelotón republicano, pero poco a poco la distancia se ha acortado. Le pisan los talones, según un promedio de encuestas realizado por el sitio realclearpolitics.com, el gobernador de Wisconsin, Scott Walker, y el senador de Florida, Marco Rubio, un estadounidense de origen cubano que quiere ser el primer presidente hispano de Estados Unidos.

Bush no ha ocupado cargos públicos desde hace ocho años cuando dejó la gobernación de Florida y sectores de la base republicana han mostrado abiertamente su escepticismo al considerar que no es suficientemente conservador.

Uno de los temas que causa rechazo en las bases conservadores y que lo distinguen del resto de los candidatos republicanos: apoya abiertamente una reforma migratoria que abra una vía para legalizar a los once millones de indocumentados en Estados Unidos, la mayor parte de ellos latinoamericanos.

No obstante, Bush ha criticado las medidas ejecutivas del presidente Barack Obama para beneficiar a millones de indocumentados a falta de una reforma migratoria en el Congreso.

Sobre la educación, uno de sus temas predilectos, apoya programas rechazados por el grupo ultraconservador Tea Party, que consideran demasiado centralizadores.

Bush también dirigió hasta el año pasado una fundación para la excelencia educativa, donde promovió un alza de los estándares educativos estadounidenses, considerados mediocres en comparación con otros países del primer mundo.

Mantente informado

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.

AnteriorShakira luce cuerpazo a meses de haber dado a luz
SiguienteHallan hombre colgado de árbol en su residencia