Estilos de vida

Por qué no se debe comer carne en Semana Santa

Por qué no se debe comer carne en Semana Santa
Por qué no se debe comer carne en Semana Santa

Derivado de las celebraciones de Semana Santa cada año miles de personas alrededor del mundo disfrutan de un periodo vacacional en el mes de abril, no obstante, más allá de los días de asueto, el verdadero significado de esta conmemoración de la religión católica conlleva ciertas prácticas y tradiciones, entre las que destacan el ayuno y el no comer carne en Semana Santa.

Es importante recordar que Semana Santa forma parte de la fase del ciclo litúrgico conocido como Cuaresma, el cual contempla 40 días en los cuales los miembros de la iglesia católica y cristiana se preparan espiritualmente para las fiestas de Pascua.

Cada año, la Cuaresma da inicio con el miércoles de ceniza y concluye con la Semana Santa, periodo en el que los creyentes de la religión católica conmemoran con motivo de la Pasión de Cristo. Es decir, todo el proceso que Jesús vivió durante sus últimos días de vida en la Tierra; desde su llegada a Jerusalén en el domingo de ramos, su última cena, el viacrucis, su crucifixión y finalmente su resurrección.

Para los creyentes de la religión católica, los 40 días que dura la cuaresma es un tiempo para reflexionar y hacer penitencia. Así como para arrepentirse de los pecados y recordar el sacrificio que hizo Cristo por la humanidad.

No obstante, dichas tradiciones y celebraciones también tienen su origen en el ayuno que Jesús hizo durante los 40 días y noches que pasó en el desierto, de acuerdo con el evangelio de Mateo.

De este modo, durante este periodo del ciclo litúrgico se llevan a cabo algunos ritos y costumbres entre los que destacan el mismo ayuno y la abstinencia de carne en Semana Santa.

Posiciones sobre comer carne en Semana Santa

Aunque con el pasar de los años los ritos y tradiciones se han consolidado en la religión católica, son distintas versiones las que han tratado de explicarlos.

Una primera versión apunta a que, así como Jesús resistió las tentaciones del diablo en el desierto, los fieles deben de realizar ayunos. Asimismo, abstenerse de consumir cualquier tipo de carne siguiendo los pasos de Cristo.

También se ha explicado que la abstinencia del consumo de carne se deriva del hecho de que esta práctica era una actividad más accesible para las personas de un nivel socio económico alto. Por lo que es una forma de que los ricos se solidarizaran y se unieran al ayuno perpetuo de los pobres.

Otra explicación que se le ha dado a dicha tradición está relacionada con la creencia de que los animales de sangre roja eran considerados impuros. Mientras que los provenientes del mar no contaban con dicha característica.

Cabe destacar que estas prácticas no son obligatorias para los creyentes. Sin embargo, el ayuno y la abstinencia son sacrificios que se hacen para limpiar y reparar el daño ocasionado por los pecados, de acuerdo a la religión católica.

Más contenido por Andrés Tovar