Estilos de vida

Esta niña dejó crecer su pelo afro durante seis años para donarlo

Ella dejó crecer su pelo afro durante seis años para donarlo
Ella dejó crecer su pelo afro durante seis años para donarlo

Poppy Lee-Burrowes tiene solo 11 años, pero lleva la mitad de su vida dejando crecer su pelo con un objetivo claro.

Desde que cumplió 5 años ha querido donarlo a The Little Princess Trust. Se trata de una organización benéfica de Reino Unido que proporciona de forma gratuita pelucas de cabello natural niños y jóvenes que perdieron el suyo por tratamientos contra el cáncer u otras razones.

Pero Poppy tuvo que enfrenarse a un problema.

Su tipo de cabello es muy delicado, y los productores de pelucas le habían advertido que no podrían trabajar con él porque se rompía con facilidad.

Tejer una peluca individual puede tardar entre 30 y 60 horas, y a veces requiriere entre 12 y 14 donaciones individuales de pelo. Little Princess producía pelucas afro, pero con pelo europeo, cuyo rizo es más «apretado».

Las donaciones de personas de raza negra y mixta estaban limitadas por la fragilidad de los cabellos.

Poppy y su mamá comenzaron entonces a recaudar fondos y juntaron más de US$3.500.

Finalmente, una técnica desarrollada en 2021, el wefting, hizo posible que la niña cumpliera su sueño.

Sueño complido

El wefting es la creación o fabricación de extensiones de cabello a partir de cabello voluminoso o colas de caballo humanas cortadas. Básicamente, si alguien se recogiera el cabello en una cola de caballo, le pusiera un par de tijeras y lo cortara, la trama del cabello es básicamente la creación de pistas o «tramas» a partir de este cabello suelto.

Esta técnica protege el pelo y asegura su longevidad, lo cual significa que la organización benefica ya puede aceptar pelo afro.

«Me siento muy emocionada y siento la cabeza muy liviana. Espero que esto inspire a otros a donar dinero y su cabello», dijo entusiasmada.

«Estoy muy orgullosa de lo que hice. Es importante donar pelo afro porque es una gran parte de la identidad de muchos», contó.

Phil Brace, jefe ejecutivo de Little Princess, comentó que «tener a jóvenes como Poppy es muy reconfortante».

Por su parte Poppy asegura que está preparada para dejar crecer su pelo y volver a donar.

«Estoy deseando volver a hacer esto en el futuro».

Más contenido por Andrés Tovar