Estilos de vida

Beneficios que el sexo le brinda a la salud

El cuerpo humano está planificado para beneficiarse y gozar del sexo. El acto sexual libera una cascada de hormonas que desencadenan el placer, la felicidad y la unión, entre otros múltiples beneficios.

Una gran cantidad de estudios recientes demostraron que el sexo es un gran aliado para la salud ya que brinda protección contra enfermedades cardíacas y la osteoporosis, previene la demencia y mejora el estado de ánimo.

“El encuentro sexual es una parte fundamental de la vida interpersonal. Sentimos el deseo, la intensidad del amor y del placer, nos entregamos al otro sin perder la individualidad y tenemos la capacidad innata de proyectar la vida en compañía. En síntesis: el gran desafío de ser singulares en una experiencia íntima compartida. Si esa fuerza llamada libido es inherente a lo humano, la represión o sublimación de la misma son adquiridas.La vida sin sexo tiene sus consecuencias fisiológicas y anímicas”, explicó a Infobae Walter Ghedin, médico psiquiatra y sexólogo.

Dentro de los beneficios del sexo para la salud están:

Ayuda a mantener el funcionamiento del sistema inmunológico

Las personas que tienen relaciones sexuales tienen niveles más altos de lo que defiende su cuerpo contra gérmenes, virus y otros intrusos
Las relaciones sexuales tienen niveles más altos de lo que defiende su cuerpo contra gérmenes, virus y otros intrusos

“Las personas sexualmente activas se enferman menos”, explica a la publicación en línea WebMD, Yvonne K. Fulbright, experta en salud sexual.

Las personas que tienen relaciones sexuales tienen niveles más altos de lo que defiende su cuerpo contra gérmenes, virus y otros intrusos. Investigadores de la Universidad de Wilkes en Pensilvania descubrieron que los estudiantes universitarios que tenían relaciones sexuales una o dos veces por semana tenían niveles más altos de cierto anticuerpo en comparación con los estudiantes que tenían relaciones sexuales con menos frecuencia.

Aumenta la libido

¿Anhelando una vida sexual más animada? “Tener relaciones sexuales mejorará el sexo y mejorará la libido“, dice Lauren Streicher, profesora clínica asistente de obstetricia y ginecología en la Facultad de Medicina Feinberg de la Universidad Northwestern en Chicago.

Según la experta, “para las mujeres, tener relaciones sexuales aumenta la lubricación vaginal, el flujo sanguíneo y la elasticidad, todo lo cual hace que el sexo se sienta mejor y te ayuda a desear más”.

"El encuentro sexual es una parte fundamental de la vida interpersonal", advierten los expertos
«El encuentro sexual es una parte fundamental de la vida interpersonal», advierten los expertos

Mejora el control de la vejiga de la mujer

Un suelo pélvico fuerte es importante para evitar la incontinencia, algo que afectará a alrededor del 30% de las mujeres en algún momento de su vida. El buen sexo es como un entrenamiento para el conjunto de músculos y ligamentos antigravitatorios que se encuentran en la base de la pelvis. Tener un orgasmo provoca contracciones en esos músculos, lo que los fortalece.

Reduce la presión arterial

La investigación sugiere un vínculo entre el sexo y la presión arterial más baja, según Joseph J. Pinzone, CEO y director médico de Amai Wellness. “Ha habido muchos estudios. Un estudio histórico encontró que las relaciones sexuales específicamente (no la masturbación) redujeron la presión arterial sistólica”, indica.

Tener relaciones sexuales consume unas cinco calorías por minuto, cuatro calorías más que ver la televisión, aumenta el ritmo cardíaco y usa varios músculos (Getty Images)
Tener relaciones sexuales consume unas cinco calorías por minuto, cuatro calorías más que ver la televisión; aumenta el ritmo cardíaco y usa varios músculos (Getty Images)

Cuenta como ejercicio

“El sexo es una excelente forma de ejercicio. No reemplazará la cinta de correr, pero cuenta para algo“, dice Pinzone. Tener relaciones sexuales consume unas cinco calorías por minuto, cuatro calorías más que ver la televisión, aumenta el ritmo cardíaco y usa varios músculos. “Al igual que con el ejercicio, la constancia ayuda a maximizar los beneficios”, añade.

Reduce el riesgo de ataque al corazón

Una buena vida sexual es buena para el corazón. Además de ser una excelente manera de aumentar el ritmo cardíaco, el sexo ayuda a mantener los niveles de estrógeno y testosterona en equilibrio. “Cuando una persona tiene alguno de estos valores bajo, comienza a tener muchos problemas, como osteoporosis e incluso enfermedades cardíacas“, explica el especialista.

Tener relaciones sexuales con más frecuencia puede ayudar. Durante un estudio, los hombres que tenían relaciones sexuales al menos dos veces por semana tenían la mitad de probabilidades de morir de una enfermedad cardíaca que los hombres que tenían relaciones sexuales con poca frecuencia.

“Después del orgasmo, se libera la hormona prolactina, que es responsable de la sensación de relajación y somnolencia después del sexo” (Getty Images)
“Después del orgasmo, se libera la hormona prolactina; que es responsable de la sensación de relajación y somnolencia después del sexo” (Getty Images)

Disminuye el dolor

“El orgasmo puede bloquear el dolor”, sostiene Barry R. Komisaruk, profesor de servicio distinguido en Rutgers, la Universidad Estatal de Nueva Jersey. Libera una hormona que ayuda a elevar el umbral del dolor.

La estimulación sin orgasmo también puede funcionar. “Descubrimos que la estimulación vaginal puede bloquear el dolor crónico de espalda y piernas, y muchas mujeres nos han dicho que la autoestimulación genital puede reducir los cólicos menstruales, el dolor artrítico y, en algunos casos, incluso el dolor de cabeza”, afirma Komisaruk.

Puede hacer que el cáncer de próstata sea menos probable

Los hombres que eyaculaban con frecuencia (al menos 21 veces al mes) tenían menos probabilidades de desarrollar cáncer de próstata, detectó un estudio, que se publicó en el Journal of the American Medical Association.

No se necesita una pareja para obtener este beneficio: las relaciones sexuales, las emisiones nocturnas y la masturbación eran parte de la ecuación. Aun así, no está claro que el sexo fuera la única razón que importaba en ese estudio. Muchos factores afectan el riesgo de cáncer. Pero más sexo no hará daño.

“El orgasmo puede bloquear el dolor”, señalaron los expertos
“El orgasmo puede bloquear el dolor”, señalaron los expertos

Mejora el sueño

Es posible que te quedes dormido más rápido después del sexo, y por una buena razón. “Después del orgasmo, se libera la hormona prolactina, que es responsable de la sensación de relajación y somnolencia después del sexo”, dice Sheenie Ambardar, psiquiatra en West Hollywood, California.

Alivia el estrés

Estar cerca de una pareja puede calmar el estrés y la ansiedad. Ambardar dice que tocar y abrazar puede liberar la “hormona del bienestar” natural del cuerpo. La excitación sexual libera una sustancia química cerebral que acelera el sistema de placer y recompensa del cerebro.

“El sexo y la intimidad también pueden aumentar la autoestima y felicidad”, asegura la experta. Y añade: “No es sólo una receta para una vida sana, sino feliz”.

Bonus track: la mejor posición sexual para el orgasmo femenino, según la ciencia

Una investigación realizada por una clínica privada de ginecología en Nueva York afirma haber encontrado la posición más exitosa (Getty Images)
Investigación de una clínica privada de ginecología afirma haber encontrado la posición más exitosa (Getty Images)

Un nuevo estudio reveló la mejor posición sexual para las mujeres heterosexuales cuando se trata de alcanzar un orgasmo. Según la clínica privada de ginecología New H Medical en Nueva York, la posición más efectiva es la del misionero, con una almohada debajo de la pelvis de la mujer.

El estudio se realizó con un escáner de ultrasonido, y los investigadores examinaron a una pareja de voluntarios mientras tenían relaciones sexuales en cinco posiciones populares durante 10 minutos. Luego analizaron qué posición fue más exitosa para estimular el flujo sanguíneo del clítoris.

La doctora Kimberly Lovie, médica investigadora de Nueva York que dirigió el estudio, escribió: “Los supuestos beneficios de varias posiciones coitales se describen en numerosas revistas, libros y foros públicos. Sin embargo, hay poca investigación científica que evalúe la asociación entre las diferentes posiciones coitales y su capacidad para producir el orgasmo femenino”.

Objetivo después del coito

“El objetivo era comparar el flujo sanguíneo del clítoris antes y después del coito en cada una de las cinco posiciones, después de un período de tiempo estandarizado. La posición de rodillas/entrada trasera produce la menor cantidad de contacto directo con el clítoris y resultó en un aumento insignificante en el flujo sanguíneo en comparación con las posiciones cara a cara”, agregó.

La nueva investigación siguió a otro estudio que analizó el orgasmo femenino y descubrió que los “gemidos” no son parte de él. Investigadores de la Universidad de Ottawa examinaron varias sensaciones corporales que ocurren durante un orgasmo femenino, incluyendo “respiración entrecortada/superficial”, “aumento de la presión arterial” y “sofocos”.

Aun así, también identificaron algunas sensaciones comúnmente mal entendidas que, a pesar de la opinión popular, no están presentes. “Recomendamos que el elemento ‘gemidos’ se elimine de la medida de forma permanente”, afirmó el estudio, publicado en The Journal of Sexual Medicine, y agregó que el orgasmo femenino es un “aspecto poco conocido de la respuesta sexual femenina”.

Fuente: Infobae

Más contenido por Redacción CDN