Espectáculos

¿Qué sucedió entre Will Smith y Chris Rock? El por qué de la bofetada

¿Qué sucedió entre Will Smith y Chris Rock? El por qué de la bofetada
¿Qué sucedió entre Will Smith y Chris Rock? El por qué de la bofetada

Andrés Tovar Zabaleta.- Lo de Will Smith y Chris Rock en los premios Oscar 2022 tiene un trasfondo. Al presentar el premio al mejor documental con una breve rutina de comedia, Rock hizo una broma comparando el cabello corto de Jada Pinkett Smith con el personaje de cabellera rapada de Demi Moore en la película de 1997 «G.I. Jane» («Hasta el límite» en Latinoamérica).

En un momento que provocó un silencio incómodo y confusión en el Teatro Dolby, Smith se acercó a Rock y le pegó en el rostro, antes de regresar a su asiento junto a Jada y gritar obscenidades.

«Mantén el nombre de mi esposa fuera de tu maldita boca», gritó Smith. Esto obligó a los productores a interrumpir varios segundos de audio de la transmisión televisada.

Mira también: Los memes de la bofetada de Will Smith a Chris Rock

El detalle es que Jada Pinkett Smith, quien también es actriz, sufre de alopecia y reveló públicamente su diagnóstico en 2018. Desde entonces ha emprendido una importante lucha con su condición, principalmente concientizando a la sociedad sobre el tema.

La pérdida del cabello puede no ser grave, si se trata de algunos cientos de cabellos al día, que, según la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos, normalmente crecen de nuevo. Pero la pérdida excesiva de cabello, como la alopecia, puede ser algo angustiante.

Una amarga historia

Pero incluso va más allá. Will Smith y Chris Rock se conocen desde hace 27 años, cuando coincidieron en un episodio de la sexta temporada de El príncipe de Bel Air. Dos años después, Jada Pinkett Smith apareció en el programa del comediante, The Chris Rock Show, en el que hablaron de la situación de los actores negros en Hollywood y del activismo. Ya en esta intervención, el comediante, a la hora de terminar la conversación, soltó uno de sus comentarios sarcásticos: «Acabas de hacer una entrevista sin mencionar el nombre de Will Smith».

En ese momento, Pinkett Smith vitoreó, mostrando complicidad con el chiste, a la vez que le dijo que era «terrible». «¡Me dijiste que no lo hiciera!», le señaló. Sin embargo, ambos parecían tenía confianza y no había atisbo alguno de mal rollo. Es más, volvieron a coincidir en el doblaje de la saga ‘Madagascar’ y todo parecía ir igual de bien.

Las fricciones entre Rock y Smith comenzaron a verse en 2011, cuando el comediante acudió al programa de David Letterman y bromeó diciendo que el actor ganador del Oscar por ‘El método Williams’ «lo arruinó para todos» cuando se volvió famoso en los años 90, al eclipsar a otros actores similares, como el propio Rock. «Will Smith, ¿no tienes suficiente? ¡Maldito seas, Will Smith!», exclamaba el humorista.

Aunque era evidente que estaba bromeando, fue en 2016 cuando llegó la crítica más ácida de Rock al matrimonio Smith. Fue cuando Chris Rock ejerció de anfitrión de la gala de los Oscar por segunda vez y en la que tuvo que encarar la polémica de los #OscarsSoWhite, un boicot que comenzaron, precisamente, Will Smith y Jada Pinkett Smith. Aunque el comediante criticó la ausencia de actores negros entre los nominados, tuvo también comentarios contra el matrimonio de intérpretes.

¿Qué sucedió después del episodio entre Will Smith y Chris Rock?

Según Scott Feinberg de The Hollywood Reporter, presente en el teatro, Smith, lloroso, debió ser «apartado y consolado» por Denzel Washington y Tyler Perry durante una pausa comercial.

«Will Smith y Chris Rock, vamos a resolver esto como una familia. En este momento, seguimos adelante con amor», dijo el cantante y actor Sean «Diddy» Combs, al presentar la siguiente sección de la gala.

Luego, Smith se llevó el Oscar a Mejor Actor por su papel en King Richard, donde interpretó al padre de las hermanas Venus y Serena Williams.

En su discurso, ligó lo que acababa de pasar con su papel en la película. Empezó diciendo que Richard Williams fue “un feroz defensor de su familia”.

Y, entre lágrimas, se despachó con un largo discurso: “En este momento de mi vida, en este momento, estoy abrumado por lo que Dios me llamó a hacer en este mundo”.

“En mi vida me llamaron a amar y proteger a la gente, y ser un sostén para mi gente. Sé que al hacer lo que hacemos, tienes que poder aceptar el abuso, que la gente hable sobre ti, y que la gente te falte el respeto. Tienes que sonreír y fingir que está todo bien. Denzel (Washington) me dijo ‘ten cuidado, cuando estás en tu momento más alto es cuando el diablo viene por ti’”.

Y siguió: “Quiero ser un recipiente de amor, quiero agradecer a Venus y Serena y toda la familia Williams por confiarme su historia. Quiero ser un embajador de amor. Me quiero disculpar a la Academia y a mis colegas nominados. Este es un momento hermoso, y no estoy llorando por ganar un premio, no es sobre ganar un premio, es sobre echar luz sobre la gente”.

“La vida imita al arte, parezco el padre loco (que interpretó en King Richard). El amor te hace hacer cosas locas. Gracias por este honor, y este momento. Gracias”.

Y sonrió por primera vez para cerrar con un chiste que sonó sincero: “Espero que la Academia me invite de nuevo”.

Más contenido por Andrés Tovar