Doctora presenta quemaduras de segundo y tercer grado, tras incendio de arbolito

El pronóstico de la galena es delicado

Santo Domingo, RD.- Con quemaduras de segundo y tercer grado se encuentra ingresada en la Unidad de Quemados del Hospital doctor Ney Arias Lora, la doctora Carolina de la Cruz, quien resultó afectada tras incendiarse un árbol de Navidad.

El director de la Unidad, Eddy Bruno Vizcaino, informó que el pronóstico de la galena es delicado.

Otra persona que resultó víctima del incendio fue el doctor Jorge Marte, director médico del Centro de Diagnóstico Medicina Avanzada y Telemedicina (Cedimat), quien fue dado de alta este jueves y se recupera en su hogar, luego de haber inhalado humo en el incendio.

Quemaduras de Segundo Grado

Cuando hay aparición de ampollas, se trata de quemaduras de segundo grado. Algo muy importante en estos casos es mantener esta pústulas intactas con la finalidad de evitar infecciones, pues mientras la piel cubra la parte quemada, los microorganismo están aislados; cuando esta barrera se rompe queda la puerta abierta para que la herida se infecte.

En caso de que las ampollas se hayan reventado, es necesario, con las manos limpias, lavar cuidadosamente la zona con agua limpia y fría (hervida, de preferencia) y acuda inmediatamente al médico. De no ser así, esteriliza un poco de vaselina calentándola hasta que hierva, después de dejarla enfriar se unta en una gasa estéril y se cubre la quemadura con ella. Es importante acudir al médico lo más pronto posible y no untar ningún tipo de grasas, hiervas, excremento de animal, café, etcétera, sobre la quemadura, para evitar infecciones.

Quemaduras de Tercer Grado

Si hay señales de infección como pus, mal olor, calentura, o inflamación de los ganglios linfáticos de la nuca, hay que poner trapitos de agua tibia con sal (una cucharadita por cada litro) tres veces al día. Hervir el agua y el trapo antes de usarlo y lavarse las manos. Con cuidado quitar la piel y carne muerta, sangre seca, pus, y cualquier otra suciedad. Se puede usar una pomada con antibiótico siempre que un médico lo recomiende.

Si son más profundas, destruyen la piel y dejan la carne viva por debajo o comprenden mucha superficie de la piel, es decir son muy extensas, se trata de una quemadura de tercer grado.

Estas requieren de atención médica inmediata porque la vida de la persona peligra. Mientras tanto, envolver la quemadura con un trapo muy limpio, empapado con suero (puede prepararse de forma casera: ½ cucharada de sal, más ½ de bicarbonato en un litro de agua), también hay que suministrarle analgésicos para calmar el dolor.

Por: Suzan Castaño

Mantente informado

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.

AnteriorEstados de EE.UU. presentan una tercera demanda antimonopolio contra Google
SiguienteOzuna estrena el viernes el video de un tema con J Balvin y Chencho Corleone