Florida, Texas y Arizona mantienen su plan de apertura pese a sus récords de contagios

98760fab89e2c6fcd55f6b7779107b627d0fe6e0w

Washington.- Tres de los estados más poblados de EE.UU., Florida, Texas y Arizona, registraron esta semana récords en el número de contagios diarios de coronavirus, pero sus líderes no contemplan cambios por ahora en sus planes de reapertura, que se ajustan al guión acelerado respaldado por la Casa Blanca.

Los casos de COVID-19 alcanzaron este martes sus cifras diarias más altas hasta ahora en un total de seis estados -Florida, Arizona, Texas, Nevada, Oregón y Oklahoma-, y los dos primeros de esa lista rozaron de nuevo esos récords este miércoles.

Además, otros tres territorios -Alabama, Carolina del Norte y Carolina del Sur- experimentaron esta semana récords en su media de contagios de los últimos siete días, según un análisis del diario The Washington Post.

El panorama no preocupa a la Casa Blanca, donde el vicepresidente de EE.UU., Mike Pence, negó el martes que el país esté experimentando una "segunda ola" de casos de coronavirus, y culpó a los medios de comunicación de "asustar al pueblo estadounidense".

"Estamos en un buen punto", aseguró este miércoles la portavoz de la Casa Blanca, Kayleigh McEnany. "Todavía hay ascuas, pero estamos convencidos de que podremos apagarlas".

DESESCALADA A DOS VELOCIDADES

En Estados Unidos, el proceso de desescalada se ha desarrollado a dos velocidades: el ritmo acelerado promovido en los estados gobernados por el Partido Republicano -al que pertenece el presidente Donald Trump-, o el más cauto que han favorecido casi todos los territorios liderados por la oposición demócrata.

Dos de los estados que registraron un récord de contagios este martes, Nevada (379 nuevos casos) y Oregón (278), están gobernados por demócratas; pero el primero es uno de los pocos territorios progresistas que ha reabierto rápidamente, y su mayor ciudad -Las Vegas- acaba de anunciar una pausa en la reapertura de negocios.

En Oregón, las autoridades han atribuido la cifra a un brote en una iglesia que ya ha infectado a más de 200 personas, y la oficina de la gobernadora, Kate Brown, no descartó este martes cambiar su estrategia de desescalada.

En cambio, replantear los planes no es una opción para los líderes de Florida, Texas y Arizona, tres estados en manos republicanas que han optado por la desescalada rápida y que este martes registraron récords de 2.783, 2.622 y 2.392 nuevos contagios, respectivamente.

Mantente informado

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.

AnteriorJoven pide ayuda para tratamiento por desgaste de columna vertebral
SiguienteMujer mata a su pareja a cuchilladas en Santiago