Resto del Mundo

Corte Suprema británica rechaza pronunciarse sobre aborto en Irlanda del Norte

La Corte Suprema británica decidió este jueves que no tenía jurisdicción para pronunciarse sobre la legalidad de la prohibición casi total del aborto en la provincia de Irlanda del Norte, aunque dejó claro que es incompatible con los derechos humanos.

La Comisión de Derechos Humanos de Irlanda del Norte (NIHRC) pidió a la máxima instancia judicial del Reino Unido que decidiera si las restrictivas leyes del aborto norirlandesas contravenían el Convenio Europeo de Derechos Humanos, pero la mayoría de sus siete jueces estimó que tal comisión no tiene poder para «instituir procesos de esta naturaleza».

Contenido relacionado: Irlanda decide este jueves sobre despenalización del aborto

Sin embargo, uno de los jueces precisó en el veredicto que, de haber estado en medida de pronunciarse, hubiera dictado «sin ninguna duda» que las leyes del aborto norirlandesas son contrarias al artículo 8 del Convenio europeo, que afirma que «toda persona tiene derecho al respeto de su vida privada y familiar, de su domicilio y de su correspondencia».

El motivo por el que la Corte consideró que no tenía jurisdicción es que no había una víctima o un acto ilegal implicados en el recurso de la NIHRC.

A diferencia de Inglaterra, Escocia o Gales, donde el aborto es legal desde 1967, en Irlanda del Norte es ilegal excepto en caso de que peligre la vida de la madre o haya riesgo de daños graves para su salud mental o física.

Fuente: AFP