Otro título español: Sevilla gana la Liga Europa

COMPARTIR

TURÍN, Italia (AP) -- Sevilla apostó al arquero y Beto no le falló en la definición por penales frente a Benfica.

Beto los remates del paraguayo Oscar Cardozo y Rodrigo en la definición de penales, y Sevilla se proclamó el miércoles campeón de la Liga Europa y darle al fútbol español otro título internacional.

Kevin Gameiro pateó el penal que selló la victoria 4-2 en la tanda desde los 12 pasos, luego que la final acabó con un empate 0-0 tras los 90 minutos reglamentarios y el tiempo extra.

"Ha sido un final soñada y terminó de la mejor manera. No sólo para mí, sino para todo el equipo", dijo Beto. "Es un orgullo muy grande formar parte de esta plantilla".

Benfica fue claro dominador del partido, pero la defensa de Sevilla fue un muro impenetrable y el árbitro alemán Felix Brych no pitó un par de penales claros durante el segundo tiempo.

"El mejor equipo no siempre gana", afirmó Jorge Jesús, el técnico lisboeta.

El flamante campeón portugués perdió su octava final europea seguida, incluyendo la edición del torneo del año pasado a manos de Chelsea.

"Cuando se pierde siempre es difícil", valoró Jesús. "Durante los 120 minutos sentimos que fuimos más equipo, que hicimos más para ganar y que tuvimos más ocasiones. Pro cuando se pierde así, cuesta más".

Sevilla, que ganó el certamen por tercera ocasión en nueve ediciones, aseguró que España concrete la barrida en las competencias europeas de fin de temporada, ya que Real Madrid y Atlético de Madrid se medirán el próximo 24 de mayo en la final de la Liga de Campeones en Lisboa.

A partir del próximo mes, España buscará revalidar su campeonato de la Copa del Mundo en Brasil, y buscará asegurar lo que sería un inédito hito de cuatro torneos internacionales ganados en fila, luego de conquistar la Eurocopa en 2008 y 2012.

"El Benfica ha sido justo finalista y nosotros también. El partido ha sido por momentos igualado. Al final, el último empuje era más de ellos", dijo el técnico sevillano Unai Emery. "Se notó nuestro cansancio y las molestias con gente tocada".

Benfica volvió a salir cabizbajo de una final europea, con medio siglo de fracasos. No celebran desde la era dorada en la que su astro Eusebio los llevó a dos campeonatos de la Copa de Europa en 1961 y 1962.

Cuatro meses después de la muerte de Eusebio, a los 71 años de edad, el club de Lisboa dejó escapar otra oportunidad de ponerle fin a su mala racha.

El infortunio está acompañado por la "maldición" de Bela Guttman, el técnico que dirigió a Benfica a ganar esas dos Copas de Europa. Cuando el equipo no le quiso aumentar el suelo, el entrenador húngaro declaró que Benfica no volvería a ganar un título europeo en 100 años.

La final comenzó con claros en las tribunas del estadio del campeón italiano, Juventus, que no pudo alcanzar la final como local al caer ante Benfica en las semifinales.

Tres ocasiones del Sevilla en los primeros compases del partido fueron desperdiciadas por la falta de contundencia de Carlos Bacca. El delantero colombiano no pudo anotar luego de recibir un pase a quemarropa, luego fue sancionado fuera de lugar en un contragolpe iniciado por el capitán Ivan Rakitic y finalmente no pudo enganchar un peligroso centro de Rakitic.

Un lapso de tedio arropó la primera mitad debido a la falta de creatividad de ambas partes, y cuyo mejor ejemplo fue el disparo desde los linderos del área de Rakitic que terminó muy lejos del arco rival.

Benfica terminó la primera mitad en buen momento, ayudado por la falta de intensidad de la defensiva sevillana.

Beto fue el salvador del Sevilla con una doble atajada, desviando el angulado disparo del uruguayo Maxi Pereira a corta distancia y luego quedándose con el contrarremate de Rodrigo.

Benfica reclamó el penal cuando el argentino Nicolás Gaitán cayó ante la marca de su compatriota Federico Fazio, quien le desvió el balón justo afuera de su propia portería.

Brych rechazó las quejas de los jugadores del Benfica sobre el supuesto penal, y la limpia barrida de Lima generó una lluvia de proyectiles al campo por parte de los aficionados portugueses sentados cerca de la portería del Sevilla.

Sevilla necesitó de otra barrida salvadora a los 72 minutos, cuando Coke le quitó al brasileño Lima una clara oportunidad, cuando buscaba a Pereira en un pase lateral con mucho peligro.

Bacca tuvo la oportunidad de liquidar el partido para Sevilla, al escaparse a los 101 minutos, pero su potente disparo salió apenas desviado.

Pero Bacca, al igual que sus compañeros, no fallaría en la tanda de penales, y Sevilla repitió su éxito desde los 12 pasos, que logró en la final de la Copa UEFA de 2007 ante el Espanyol. Aparte de Bacca y Gameiro, Stephane M'Bia y Coke convirtieron sus penales.

"El Sevilla comenzó mejor y luego lo fuimos nosotros", resaltó Jesús. "Ahora debemos felicitar al Sevilla".

Mantente informado

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.

AnteriorComentario Económico: El Banco Central Europeo y las PYMES
SiguienteMiami y San Antonio avanzaron a finales de conferencias NBA