Dan último adiós a joven dominicana fallecida en Nueva york

Murió de un cáncer en el cerebro y colon el pasado martes

NUEVA YORK.- Familiares, amigos y relacionados en esta ciudad le dieron el último adiós a la joven Gamery Garabito, de 15 años, quien murió de un cáncer en el cerebro y colon el pasado martes en un hospital de Manhattan.

El caso despertó interés entre la comunidad quisqueyana en la urbe, después que en estado agónico, la hoy fenecida llamara a su madre, Natividad Jiménez, para que la atendiera, lográndose su petición al conseguirle una visa humanitaria de EE.UU, gestión encabezada por el congresista Adriano Espaillat, el diputado Alfredo Rodríguez y el cónsul Carlos Castillo.

El cuerpo de la dominicana fue expuesto este viernes de 4:00 de la tarde a 8:00 de la noche en la sala B de la funeraria Ortiz, ubicada en Grand Concourse con la calle 192, en El Bronx, y desde que se permitió la entrada al lugar su madre se arrodilló durante una hora y 22 minutos frente al ataúd.

A insistencia de algunos familiares, se sentó unos 30 minutos para volver arrodillarse durante largo tiempo. Permanecía silenciosa, mirándola fijamente al rostro, sollozando compungidamente, acariciándole una y otra vez las manos inmóviles sobre la mortaja blanca y bajando su cabeza de vez en cuando, drama que conmovía a los presentes, incluyendo a este reportero.

A la abuela de la fenecida, doña Hilda, sus tíos Juan, Maritza, Senia Ortiz, así como a Charo Jiménez, Xiomara Sánchez, Yudelkys Zapata y Francisco Sensión, se les percibía la humildad y sencillez, y en sus rostros reflejaban tristeza y nostalgia profunda.

El cuerpo de Garabito será trasladado este sábado hacía la RD y este domingo recibirá cristiana sepultada en su natal Azua.

La asistencia al funeral fue escasa, brillaron por su total ausencia los llamados políticos, aspirantes a diputados y comunitarios que han perdido la sensibilidad humana; no le llamó la atención un hecho que ha consternado a su comunidad, excepto el congresista Espaillat, quien acudió a la funeraria para compartir el dolor con la familia.

El congresista declaró a este reportero que continuará ayudando la familia, porque el menor de ellos (10 años) está padeciendo de lo mismo.

Una fuente informó que los médicos le hicieron una biopsia a la fallecida para estudiar el caso, ya que es muy raro y lo consideran genético.

Fuente:El Caribe

Queremos ofrecerte lo mejor de nosotros
¿Te gusta el contenido de este artículo?

COMPARTIR
AnteriorSalud Pública continúa jornada contra el dengue
SiguienteDirección Central Policía Comunitaria gradúa 42 niños en Hato Mayor