Principales

Tradicionalmente los nuevos gobiernos establecen nuevas cargas impositivas

En el año 2004, el entonces presidente Leonel Fernández, promulgó una reforma tributaria que gravó 200 productos de la canasta básica

Santo Domingo, RD.- Se ha convertido en una constante cada vez que asume un nuevo presidente, la creación de nuevas medidas impositivas, acciones que siempre traen consigo el rechazo de la clase media, que es la que sufre el mayor impacto.

Todavía es recordado en la memoria de los dominicanos el paquetazo fiscal del año 1984, durante el gobierno de Salvador Jorge Blanco, que degeneró en una poblada que dejó al menos 125 personas muertas.

Está más fresca en la memoria las medidas impositivas del gobierno de Hipólito Mejía en el año 2000, que también provocaron numerosas protestas.

El camino ya es conocido por los dominicanos, que se han visto en la misma ruta durante los años 2004, 2012 y ahora también en 2020, períodos en los que siempre asumió un nuevo gobernante.

En el año 2004, el entonces presidente Leonel Fernández, promulgó una reforma tributaria que gravó 200 productos de la canasta básica, como jabones, café, azúcar, queso, mantequilla y vinagre, además de un aumento del Impuesto a la Transferencia de Bienes Industrializados de un 12 a un 16 %.

Otra para recordar fue la introducida por el gobierno de Danilo Medina, en octubre de 2012, que buscaba recaudar 53,000 millones de pesos en los siguientes tres años, aumentando de 16 a 18 % el ITBIS. La administración Medina intentó además, en varias ocasiones, gravar las compras por Internet, sin éxito, al igual que las plataformas digitales.

En el proyecto de presupuesto 2021, el Poder Ejecutivo ha solicitado al congreso gravar con nuevos impuestos el salario de Navidad, las compras en dólares por Internet, las plataformas digitales, entre otras, para paliar la crisis económica por la que atraviesa el país producto de la pandemia del COVID-19.

El Gobierno ha argumentado que se trata de impuestos transitorios, que solo regirían por el año venidero.

Por: Aneudys Martich

Más contenido por Joseiri Novas Urbaez