Diputado Pedro Botello

Botello aseguró  que el dictamen sólo busca detener la lucha que ha iniciado por la devolución del 30% los fondos de pensiones

Santo Domingo, RD.- “No me van a callar” fueron las palabras del  representante de La Romana, Pedro Botello tras ser sancionado por el Consejo de Disciplina de la Cámara de Diputados.

Botello fue sancionado acusad de agresiones a la sede del Congreso  Nacional durante dos manifestaciones en las que reclamaba la devolución del 30 % de los fondos de pensiones.

El legislador catalogó la acción como una censura a su honor, por lo que  pretenden callarlos  por la lucha del 30 % que ha estado reclamando.

El diputado reformista apoderó un equipo de abogados que interpondrá un recurso jerárquico en contra la decisión del consejo  de disciplina de la Cámara  de Diputados, que le sancionó por los hechos de violencia que se registraron en el Congreso durante las manifestaciones del 30% de los fondos de Pensiones.

El consejo de defensa  del legislador lo encabezan Vinicio Castillo Semán y Surum Hernández quienes calificaron la decisión del consejo de disciplina como un adefesio Jurídico.

Se trata de una acción que busca revocar la sanción contra del congresista, y consiste en una censura pública y la Prohibición de representar la Cámara en eventos nacionales e internacionales.

El diputado Botello aseguró, que el dictamen sólo busca detener la lucha que ha iniciado por la devolución del 30 por ciento de los fondos de pensiones ya que según dijo no existen pruebas para responsabilizarlo de agresiones contra el Congreso.

En señal de protesta el legislador se colocó una mordaza en la boca.

Por Yarilis Calcaño