Noticias

Nuevo presidente de Paraguay promete dar la «batalla» a la pobreza

Asunción, 16 ago (EFE).- El acaudalado empresario Horacio Cartes, que hasta hace menos de cuatro años carecía de afiliación política, asumió la Presidencia de Paraguay con la promesa de aprovechar la riqueza natural del país y de aplicar su experiencia en el mundo de los negocios a combatir la pobreza.

El nuevo presidente juró el cargo a las 08.40 horas locales (12.40 GMT) sobre una biblia que le sostuvo su hija mayor, Sofía, poco después de que lo hiciera su vicepresidente, Juan Afara.

«No estoy en política para cuidar una carrera ni enriquecer un patrimonio; estoy en política para servir a mi pueblo», comenzó su primer mensaje a la nación el empresario, que pidió a Dios que lo «ilumine» en su afán de encabezar un Gobierno «patriota, honrado, capaz, eficiente e incluyente» para dar «batalla» a la pobreza.

Cartes, de 57 años, separado y padre de tres hijos, ganó las elecciones con el histórico Partido Colorado el pasado 21 de abril y es el octavo presidente democrático del país después de la dictadura de Alfredo Stroessner (1954-1989).

La investidura se celebró al aire libre en la explanada del Palacio de Gobierno, a orillas de la Bahía de Asunción, con la presencia entre los invitados de cinco presidentes latinoamericanos, el príncipe Felipe de Borbón, en representación de España, y el presidente de Taiwán, Ma Ying-jeou.

En una mañana soleada pero bastante fría, los organizadores no pudieron ver colmadas sus expectativas de lograr un gran acto de masas -esperaban unas 30.000 personas-, aunque el posterior traslado del mandatario en un coche descapotable hacia la Catedral, para una misa Te Deum, congregó en las aceras a unos pocos miles de ciudadanos.

Con traje oscuro y corbata granate, el flamante presidente remarcó que las elecciones en las que salió victorioso con el 45,85 por ciento de los votos fueron una «ejemplar fiesta cívica del país» y una «victoria de la democracia».

Aquello comicios -dijo- permitieron «el traspaso del Poder Ejecutivo por segunda vez y de manera consecutiva» de un partido a otro distinto en toda la historia del país.

Cartes pertenece desde 2009 al Partido Colorado, que gobernó de forma hegemónica Paraguay durante seis décadas, y su antecesor, Federico Franco, al Partido Liberal.