RD y España promoverán acuerdo migratorio e intercambio de experiencia

El ministro de Trabajo, Luis Miguel De Camps y el ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá Belmonte, promoverán un acuerdo migratorio, intercambios de experiencias y colaboración para beneficio de los ciudadanos de ambas naciones.

Durante una reunión plantearon que con estos objetivos se estrechan más los lazos de amistad y cooperación entre ambas naciones, abarcando la inclusión laboral y las migraciones.

También hablaron de los retos que afrontan los países en materia de migración y el proceso de regulación laboral.

Con el propósito de mantener los estándares de calidad del trabajo, la protección del mercado y las oportunidades.

Asimismo, coincidieron en que esto debe estar unido a un sistema de seguridad social fuerte.

Que se manifieste en una garantía para los derechos laborales y el fortalecimiento de las conquistas del trabajador.

Además, la importancia del reforzamiento de la inclusión en el mercado, es decir, participación de las personas con discapacidad, aportando una labor eficiente y productiva.

De Camps García comentó que República Dominicana hace los procedimientos de lugar para consensuar una reforma a la Ley de Seguridad Social.

Con la finalidad de ajustarla a la realidad que se presenta actualmente.

Indicó también que el Gobierno está realizando una serie de pasos para producir regulaciones en el proceso migratorio.

Con miras a propiciar mayor garantía y controles en las oportunidades de empleabilidad a los extranjeros que buscan insertarse en República Dominicana.

Proceso migratorio de dominicanos hacia España, evolución y desarrollo

La migración dominicana hacia España es un fenómeno de carácter reciente que ha adquirido su mayor desarrollo en los últimos quince años.

Factores generales explican la evolución del proceso migratorio general en ambos países, es decir, el impulso de la emigración en RD y el de la inmigración en España.

Los factores específicos, de orden estructural como microsocial, están relacionados con el incremento de relaciones a todos los niveles (económico, social, cultural, etc.).

En el proceso de la emigración dominicana hacia España pueden identificarse dos períodos.

El primero, más dilatado en el tiempo, que se extendería desde el nacimiento de la República Dominicana en 1844 hasta principios de la década de los ochenta del siglo XX.

Por el cual se caracterizaría por un flujo migratorio muy tenue, a manera de goteo, que da lugar a una colonia con escaso número de efectivos, siempre inferior al millar.

El segundo, se extiende aproximadamente desde mediados de la década de los ochenta hasta la actualidad, producciendo un extraordinario aumento del flujo migratorio.

El cual va a dar lugar a la creación de una nutrida colonia de residentes que, a principios del año 2003, estimamos supera ligeramente las 50 000 personas.