Nacionales

Promueven fortalecimiento de la cultura de género en ámbito judicial

Santo Domingo, RD.- Con el objetivo de fortalecer la incorporación de la cultura de género en las decisiones judiciales, el Poder Judicial realizó este lunes un taller presidido por la magistrada Nancy Salcedo, juez de la Suprema Corte, a propósito de la conmemoración del Día Internacional de la Mujer este ocho de marzo.

Con la iniciativa también se busca mejorar el análisis de género como metodología jurídica para abordar problemáticas de poblaciones en situaciones de vulnerabilidad por razones de sexo, género, raza, clase, edad, orientación social, entre otras.

Finalmente, en el evento participaron además representantes de organizaciones internacionales.

Mujer y cultura de paz

La violencia es un fenómeno social y cultural cuyas raíces se sostienen en el patriarcado y la construcción de una masculinidad agresiva y autoritaria desde la niñez.

Por tanto, en esa cultura de violencia que subsume a la mujer, ella asume un triple rol desde:

-La victimización con el sufrimiento de la violencia en su cuerpo, su estado emocional y su vida.
-La reproducción de los círculos de violencia hacia sus hijos, hijas, estudiantes.

La construcción de cultura de paz.

El concepto de cultura de paz adquiere cada vez más fuerza en el ámbito regional y mundial.

Tanto en el sistema de las Naciones Unidas como en la UNESCO, en múltiples instituciones y organizaciones de diferentes países se está trabajando en forjar una cultura de paz desde los sistemas educativos, la vida social y los ámbitos macro y micro-sociales.

La construcción de una cultura de paz supone la educación y promoción de: derechos humanos, equidad de género, tolerancia y justicia. También, democracia, igualdad, solidaridad y respeto a la diversidad en todas sus dimensiones (género, racial, de opción sexual, religiosa, de condición en discapacidad, entre otras).

Las mujeres son claves para la paz

Las mujeres en nuestra sociedad aportan socialmente en el fomento de dimensiones claves para la construcción de una cultura de paz. Algunas de ellas son los siguientes:

–Educación en valores. Las mujeres asumen el rol de enseñar los valores, costumbres, creencias y normas culturales en las familias.

–Sostenimiento de la Solidaridad y la cohesión social. En las comunidades rurales y urbano-marginales las mujeres son las que tejen las redes de solidaridad y apoyo en la resolución de los problemas sociales. Asimismo, son las que mantienen la cohesión social en el microterritorio y el flujo de la afectividad.

-Creación de redes de afectividad y sensibilidad social. En los casos de muerte, accidente, enfermedad o situaciones de emergencia las mujeres son las que movilizan en las comunidades las acciones de apoyo afectivo. Además, muestran sensibilidad ante los distintos problemas.

Más contenido por Juan Ulises De La Cruz Lluberes