Nuevas tecnologías ampliarán detección de ilícitos en la frontera

Independencia, RD.- Los organismos de seguridad del Estado se encuentran ejecutando nuevas tecnologías sensorial en la zona fronteriza.

Esto para mejorar las condiciones de los miembros del Ministerio de Defensa que custodian la zona.

Desde las alturas en Jimaní, provincia Independencia, ya se visualizaba el mercado binacional con Haití, uno de los cuatro mercados establecidos para el comercio.

En sus cercanías también se encuentra un puesto interagencial en el cuál de forma más eficaz y vigilada, se realiza el traspaso de ciudadanos y mercancías.

Esto a través del personal de Aduanas e Impuestos Internos, desde y hacia la vecina nación.

Jimaní ha sido uno de los cinco municipios de provincias que comparten frontera con Haití.

En las que ha iniciado la primera fase de construcción de una verja perimetral que plantea mayor seguridad y vigilancia para evitar el trasiego de personas y mercancías ilícitas.

Y es que de tantos tramos boscosos y montañosos, la seguridad resulta dificultosa.

Plantean la modernización e inclusión de tecnologías

Por lo que las autoridades plantean la modernización e inclusión de tecnologías que irán de la mano con la nueva verja perimetral.

Recorrer las extendidas llanuras fronterizas, repletas de biodiversidad, por la cercanía a lagos y montañas, se convierte una tarea arriesgada.

La adecuación de estos empedrados y polvorientos caminos ha sido una de las medidas adoptadas por el Ministerio de Defensa.

Así como la adquisición de camionetas, motocicletas y más de 30 buggies para recorrer los 391 kilómetros de extensión total, matizada por la pobreza.

Por el paso desde Jimaní a Hondo Valle en San Juan, la pobreza decía presente, casas de madera, empañadas por el polvo se visualizaron en el recorrido.

Los destacamentos de vigilancia, establecidos cada 3 o 4 kilómetros de distancia.

Sin embargo en los tramos intermedios se encuentran colocados efectivos militares.

También se prevén las mejoras de las condiciones de vida de los soldados, con el acondicionamiento de los puestos de vigilancia, los aumentos salariales y de rangos.

Aunque algunos consideran que hace falta más apoyo empresarial.

Por: Dahia Sena