Nacionales

Hipólito Mejía y Doña Rosa 62 años juntos; 4 de amores y 58 casados

rosa e hipolito
rosa e hipolito

El expresidente Hipólito Mejía reveló que su relación con  su esposa, Doña Rosa Altagracia Eulogia Gómez Arias,  viene de toda la vida ya que nacieron en el mismo lugar (Gurabo, Santiago), con lazos sanguíneos que le hacían primo segundo.

Mejía dijo que con la ex Primera Dama compartió una relación de 62 años de su vida, 4 de amores  58 casados.

“Definitivamente ese material no es fácil de producir, 62 años, 4 de amores  58 casados, además de que nacimos en el mismo lugar, éramos primos segundo”, dijo Mejía con rostro de tristeza  antes las cámaras de CDN mientras salía de su residencia.

El dirigente político agradeció a toda la población y clase política sus gestos de solidaridad y apoyo ante el fallecimiento de su compañera de vida, quien falleciera la noche del lunes luego de sufrir un infarto.

Sobre el momento de la muerte de Doña Rosa, el ex mandatario dijo que su esposa estaba muy normal el día de ayer, en el Museo Trampolín al que le dedicó gran parte de su vida como una voluntaria social.

Rosa Altagracia Eulogia Gómez Arias de Mejía, nació en 1940 en la comunidad de Gurabo, provincia de Santiago, al norte de República Dominicana.

Se casó a sus 24 años (4 de julio de 1964) con el expresidente Rafael Hipólito Mejía Domínguez,  con quien procreó cuatro hijos: Ramón, Felipe, Carolina y Lissa.

Honras fúnebres

Las honras fúnebres a la ex Primera Dama de la República, Rosa Gómez de Mejía, se realizarán desde este 22 de marzo en el Cementerio Jardín Memorial donde pidió ser sepultada.

Según informó el expresidente Hipólito Mejía, los restos de su esposa serán expuestos desde las dos de la tarde.

Asimismo informó que el 23 de marzo, realizarán una misa en su honor, para posteriormente dar cristiana sepultura en el cementerio antes mencionado.

Su legado

Gómez de Mejía avanzó estudios en Educación enfocados a la Orientación Estudiantil en la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD) y dedicó parte de su vida al voluntariado social.

Doña Rosa fue abanderada junto a su esposo de la consolidación de la familia dominicana y desde temprano en su matrimonio, ambos ingresaron al Movimiento Familiar Cristiano, entidad dedicada a fortalecer a la familia como núcleo principal de la sociedad.

Por su solidaridad y altruismo, doña Rosa  recibió la Gran Cruz de la Orden Isabel La Católica de su Majestad el Rey Don Juan Carlos I de España. Doctorado Honoris Causa en Humanidades por la Universidad Católica Tecnológica del Cibao y el Botón Paul Harris, de la Fundación Rotaria Internacional, entre otros honores y condecoraciones.

Se convirtió en primera dama durante el periodo presidencial de 2000- 2004. El Despacho de la Primera Dama fue creado por Decreto 741 del 10 de septiembre de 2000. Doña Rosa lo encabezó y coordinó desde septiembre de 2000 hasta su salida del ese gobierno.

La labor de doña Rosa Gómez de Mejía estuvo centrada en el desarrollo de acciones que contribuyeron a la búsqueda de soluciones duraderas a los desafíos del país.

Durante su tiempo frente al Despacho puso especial atención a la educación para el trabajo y la vida, a las actividades de asistencia social y de apoyo a intervenciones sociocomunitarias e iniciativas de desarrollo local y el proyecto Trampolín del Museo Infantil.

Más contenido por David Ruíz Pérez