Nacionales

El Acuario Nacional, un espacio sumergido en el descuido

El Acuario Nacional, un espacio sumergido en el descuido
El Acuario Nacional, un espacio sumergido en el descuido

Santo Domingo, RD. – Tras 32 años de su fundación y siendo el único patronato de la diversidad marina en el país, el Acuario Nacional hoy vive una de las condiciones más críticas de todos sus tiempos.

En un recorrido realizado por elCaribe al único zoológico marino del país, se hicieron notorias las peceras turbias, pasillos pocos iluminados,  acrílicos opacos, manchados,  fraccionados y oxidados que mantiene el centro.

A las afueras del lugar eran escuchadas las grandes risas que invadían las vidas de los niños y padres, quienes al aproximarse a las exhibiciones externaban su descontento. ¡Está vacío!, decía. Transfigurando sus rostros ante la decepción por la decadencia del lugar y el poco reflejo0 de las especies, convirtiendo toda  una experiencia acuática, diversa y divertida en un trago amargo.

Un ciudadano catalogó como “vergüenza” que la institución no tenga delfines, focas y otras especies relevantes. Manifestó que solo mantienen algunas peceras y  las mismas se encuentran  sucias. Por ello, consideró no valiosa la experiencia.

Leer también:

A esto se  sumó el comentario  en redes sociales de una visitante que indicó: “Es una lástima el deterioro de este sitio. Desde niña ha sido uno de mis lugares favoritos, pero es lamentable el abandono. Las áreas no están óptimas”.

Aéreas de intervención que necesita el Acuario Nacional

Entre las áreas de intervención que necesita el Acuario de manera urgente, tras su inauguración en 1990 por el doctor Joaquín Balaguer, figuran la planta física de la entidad, los techos, pisos y exhibición principal de arrecifes del Caribe (el túnel).

De acuerdo con el encargado de comunicación, Néstor Mateo, el Acuario Nacional cuenta con 300 especies y 3,800 especímenes. Esto pudiera generar una incógnita en los ciudadanos debido a la poca visualización de los mismos en los estantes. Mateo señaló que las exhibiciones corresponden a la cantidad de criaturas de acuerdo con el volumen de agua.

Asimismo, dijo a elCaribe que el descuido en la infraestructura se debe al no existir una intervención profunda en la entidad en sus 32 años de existencia.  Así como a la falta de equipos, presupuesto y  ubicación geográfica que afecta el edificio físico.

Presupuesto

El Acuario Nacional  recibió este 2022 un presupuesto de RD$109, 440,625.00, dividido en RD$73, 000,000.00 de financiamiento del Gobierno y RD$36,440,625.00 por entrada de visitantes. 

Dicho monto está distribuido en un 56% de remuneraciones y contribuciones y 14% servicio contratado. También, 24% en adquisición de materiales y suministro y 6% en adquisiciones de activos.

Es necesario contar con una inversión en infraestructuras, adquisición de equipos tecnológicos, capacitación continua, área de laboratorios, análisis de agua y microbiología, área de necropsia, nutrición,  y educación.

Néstor Mateo, director de comunicaciones del Acuario Nacional.

De acuerdo con las declaraciones de Mateo, se necesitarían unos 160 millones de pesos para un  funcionamiento óptimo ante los gastos operativos.  Sin embargo, para los visitantes esto no representa un motivo de estancamiento para el mantenimiento del área.

El Acuario Nacional ha recibido en los últimos meses una cantidad de 197,800.00 visitantes.

“Obviamente, habrán quejas, sin embargo, la mayoría de nuestros visitantes reciben positivamente el servicio que brindamos” indicó Néstor.

A pesar de que la entidad señala como desventaja  la falta de presupuesto para lograr un mayor desarrollo, el Acuario Nacional ganó oro en el premio Nacional a la Calidad y Prácticas Promisorias al Sector Público en el 2015 y plata en el 2018.

Aun así hay una realidad que se sigue reflejada en el patronato acuático de capital de la nación, donde el deterioro de sus áreas, fallos en el mantenimiento y estructura son claramente notorias por todos sus visitantes. Esto a pesar de que en 2020 se iniciara un proceso de gestión donde fueron depositados proyectos de remozamiento, y dos años después continúe con el mismo flagelo.

Por Ana Aybar | El Caribe

Más contenido por Redacción CDN