Sostienen que en comparación con el pasado año, hay un desplome significativo las de ventas

En más de un 40 % se redujeron las ventas del Viernes Negro con relación al año pasado, afirman comerciantes de la avenida Duarte, una de las arterias comerciales más concurridas de la ciudad.

Los comercios extendieron sus ofertas durante este fin de semana en procura de mejorarlas.

Aunque las grandes tiendas de la avenida Duarte lucieron este sábado repletas de personas, los gerentes comerciales aseguran que los efectos de la crisis generada por la pandemia de COVID-19, se han dejado sentir con fuerza. Sostienen que en comparación con el pasado año, hay un desplome significativo las de ventas.

Con sus mascarillas, pero sin guardar del todo el distanciamiento físico, decenas de clientes acudieron en busca de todo tipo de artículos, buscando a aprovechar las ofertas que oscilaban entre un 10% y un 50%.

La movilización de las personas provocó además un notable congestionamiento vehicular.

Desde hace varios años República Dominicana ha adoptado la tendencia del "Viernes Negro" una celebración comercial que desata una guerra de ofertas en los establecimientos comerciales.

Por: Rosmery Feliz