Comentario económico: Popularidad presidencial y reforma tributaria

Santo Domingo, RD.- El Banco Interamericano de Desarrollo (BID) recomendó recientemente a los países de América Latina la implementación de reformas fiscales que permitan una recuperación sustentable post-COVID.

En el Informe Macroeconómico del BID se indica que los países con baja recaudación de impuestos deberían incrementar sus ingresos, sin afectar negativamente el crecimiento económico. Y recomienda que esos mayores ingresos se destinen a financiar proyectos con un elevado impacto social y económico, resaltando las obras de infraestructura que permitan la expansión equitativa de la economía digital.

La experiencia en la economía política de reformas estructurales revela que el mejor momento para aprobar una reforma tributaria es cuando el presidente de una nación goza de buena popularidad. Visto el resultado del ranking Mitofsky, que coloca al presidente Luis Abinader como el mandatario con la segunda mayor tasa de aprobación en el mundo con 77 %, solo superado por el presidente Nayib Bukele, que tiene un 84 %, este es el momento óptimo para que el gobierno dominicano prepare y envíe al Congreso para su aprobación la reforma tributaria. Debe destacarse que, en el caso dominicano, la Consulta Mitofsky reporta los datos de la encuesta elaborada por el prestigioso Centro Económico del Cibao, propiedad de Leonardo Aguilera, actual presidente de la Refinería Dominicana de Petróleo PDV.

Tal como recomienda el BID, esa reforma tributaria, unida a la modernización de la política de gasto público, debe promover el crecimiento de los ingresos de los segmentos más pobres y vulnerables, creándole a ese segmento de población más oportunidades para obtener empleos mejor remunerados. Esto cobra una gran importancia si se toma en consideración que en el año 2020 se destruyeron más de trescientos mil puestos de trabajo, elevándose la pobreza en más de dos puntos porcentuales, equivalente a 268 mil nuevos pobres.

De acuerdo con declaraciones del ministro Administrativo de la Presidencia, José Ignacio Paliza, la reforma fiscal que ejecutará el gobierno de Abinader estimulará la economía. Espero que así sea, por lo cual pienso que seguirán al pie de la letra las recomendaciones que en vida realizó el brillante profesor de la Universidad de Harvard, Alberto Alesina, para lograr una austeridad expansiva que beneficie al pueblo dominicano.

Estoy plenamente convencido de que las calificadoras de riesgo, Moody’s, Fitch y S&P Global Ratings, estarán muy contentas con los resultados de la consulta Mitofsky-Aguilera, pues el elevado capital político que se le asigna al presidente Abinader, asegura la aprobación y aplicación exitosa de una reforma tributaria que reducirá el déficit fiscal y mejorará la sostenibilidad de la deuda pública. Ambos objetivos son clave para mantener el nivel de la calificación crediticia de la deuda del gobierno dominicano.

Por: Jaime Aristy Escuder

Mantente informado

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.

AnteriorApresan hombre se atrincheró en vivienda tras matar a su pareja y herir hijastro
SiguienteAutoridades desmantelan red que de dedicaba al robo de vehículos en Santiago