Nacionales

Ciudades del placer encierran pasión y peligro en la intimidad

Encierran peligros, riesgos a la salud y actividades ilícitas

Santo Domingo RD.- Luces, sonido, glamour, tecnología, confort y juguetes sexuales caracterizan alrededor de 40 cabañas, ubicadas en tres localidades del norte, el oeste y el este de Santo Domingo, que se han ganado el nombre de ciudades del placer.

En la segunda entrega de la serie: “Destinos, negocios comunes y sectores especializados en Santo Domingo», Suzan Castaño nos cuenta que no todo es color de rosa y que esos lugares encierran peligros, riesgos a la salud y actividades ilícitas.

Vea también: Encuentran hombre y mujer muertos en cabaña de Baní

Las luces de neón y colorido encienden estos establecimientos ubicados en el 12 de Haina, la autopista de San Isidro y avenida de Los Beisbolistas, en Manoguayabo, dando sensación de majestuosidad.

Una guerra de ofertas en precios y tecnología caracteriza estos negocios ubicados uno a continuación del otro.

Con 30 años en servicio, sus propietarios se mantienen en constante innovación para atraer al público.

La zona de San Isidro concentra la mayor cantidad de estos negocios.

En San Isidro se da una guerra de ofertas en precios y servicios que dependen de las comodidades y del tiempo.

Por fuera no existe diferencia entre una cabaña sencilla y una vip, es el confort de su interior que marca la diferencia en servicios y precio.

En las cabañas del 12 de Haina no existe guerra de ofertas, ni los servicios expresos, razones por las que sus precios son estándares tanto en las sencillas como en las suites.

En la avenida de Los Beisbolistas, en Manoguayabo, es el tercer destino de moteles y el de menor cantidad.

Las cabañas son consideradas como escape al placer, que gracias a las luces, juegos eróticos, espejos, juguetes potencializan la intimidad entre las parejas.

Pero no todo es color de rosa, pues este refugio se gesta actos ilícitos, crímenes y explotación sexual infantil.

El infectólogo, Héctor Balcácer comento de los riesgos a la salud que se corren al acceder a estos lugares.

El Ministerio de Salud Pública cuenta con algunas normas de control, pero no está claro si cuenta con el personal para su aplicación.

La jurista Claudia Castaños plantea las implicaciones legales de los delitos que se cometen en estos centros.

Pese a los peligros, riesgos a la salud, el acecho por infidelidad muchos siempre están tentados en acceder a estos lugares, entrar en la clandestinidad sexual y escaparse de la cotidianidad.

Autor: Suzan Castaño