Santo Domingo, RD.- La asociación de bares y restaurantes de la Zona Colonial, Naco Piantini y Cabarete rechazó las nuevas medidas del gobierno por la alta incidencia del coronavirus alegando que estas restricciones los llevarían a la quiebra total de sus negocios.

Según denunciaron los representantes, con la desescalada económica invirtieron una alta suma de dinero para la reapertura de sus negocios por lo que un retroceso implica un impacto negativo.

Contenido relacionado: Propietarios de gimnasios y de restaurantes se quejan por nuevas restricciones

Alrededor de 275 mil empleados directos estarían afectados con las nuevas medidas dispuestas por el gobierno entre estas un toque de queda que inicia desde las siete de la noche y cinco de la tarde.

El gobierno estableció mediante el estado de emergencia que los restaurantes pueden seguir abiertos en modalidad de entrega a domicilio, recogida,  y brindar servicios en espacios al aire libre.

Los datos ofrecidos por el clúster turístico indican que sólo en la zona colonial siete establecimientos han cerrado sus puertas de manera definitiva mientras cinco en Naco y Piantini no estarán ofreciendo sus servicios, esto tras la incidencia de la pandemia.

Por: Leticia Díaz