Hollande promete pagar la "deuda moral" que mantiene Francia con Haití

Hollande

El presidente francés, François Hollande, se ha comprometido a pagar la "deuda moral" que Francia tiene con Haití durante su visita de este martes a la empobrecida nación caribeña, que fue fundada por antiguos esclavos franceses y que declaró su independencia en 1804.

Se trata de la primera visita oficial de un presidente francés al país más pobre del hemisferio, un exjoya colonial en la que todavía amarga la deuda que Francia les obligó a pagar en 1825 por los supuestos bienes perdidos en la llamada 'rebelión de los esclavos'.

"No podemos cambiar el pasado, pero podemos cambiar el futuro", ha dicho Hollande, durante su discurso en un evento con el presidente de Haití, Michel Martelly, en el centro de la capital del país, Puerto Príncipe, cerca del palacio presidencial que fue destruido por el terremoto de 2010.

"Existe una deuda moral", ha reconocido Hollande, que ha evitado referirse al espinoso tema de las reparaciones económicas que algunos haitianos han exigido.

Martelly ha llegado a decir en anteriores ocasiones que los 150 millones de francos pagados a Francia, valoradas hoy en alrededor de 20.000 millones de dólares (unos 18.000 millones de euros), constituyen una "grave injusticia" que ha impedido que Haití se desarrolle al mismo ritmo que otros países. Sin embargo, en esta ocasión, el presidente haitiano no ha abordado el tema.

"Nuestro país necesita servicios más que cualquier cantidad de dinero", ha señalado este martes Martelly, quien asegura que "el tiempo de resentimiento ha pasado" y que "Francia tiene un lugar en el corazón de todos los haitianos".

Hollande, por su parte, ha anunciado que Francia va a gastar 145 millones de dólares (130 millones de euros) en los próximos cinco años en proyectos de desarrollo en Haití, incluyendo 56 millones de dólares (50 millones de euros) en el campo de la educación.

El mandatario galo también ha aprovechado para instar a Haití a celebrar elecciones legislativas --retrasadas desde hace tiempo--. La primera ronda de votaciones está programada para el 9 de agosto. "La democracia es indispensable para el desarrollo de Haití", ha apostillado.

Durante el acto protocolario del día, Hollande ha depositado una corona de flores blancas en la estatua de Toussaint Louverture, el héroe revolucionario haitiano que murió en una cárcel francesa. En este contexto, se ha referido a su viaje como un símbolo de "la amistad y la solidaridad" entre ambos pueblos.

Un grupo de manifestantes, que reclamaban respeto al presidente Francés, así como el reembolso del dinero que Haití tuvo que pagar a su antigua metrópoli, ha protagonizado leves incidentes con la Policía, que acordonaba las zonas estratégicas para permitir el desarrollo de los actos programados.

Por EuropaPress

Mantente informado

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.

AnteriorRecién nacido sobrevive 8 días enterrado en China
SiguienteProcurador desmiente no hay iglesias de RD involucradas en narcotráfico