Italia cierra las escuelas y universidades de todo el país hasta el 15 de marzo para frenar el coronavirus

El Gobierno italiano ha ordenado cerrar las escuelas de todos los niveles y universidades de todo el territorio nacional desde este jueves hasta el día 15 marzo, para frenar el avance del coronavirus en el país. La decisión llega cuando la cifra de afectados desde que comenzó la emergencia sanitaria hace diez días supera los 3.000, de los que 107 han muerto, 55 en los dos últimos días.

Los fallecidos eran personas mayores y con patologías previas. La cifra de pacientes curados, por el momento es de 160. Para implantar una medida tan drástica, el Ejecutivo ha seguido las recomendaciones de una comisión científica que ya el día antes había aconsejado la cancelación durante un mes de todos los eventos deportivos con público en todo el país.

El ministro de Sanidad, Roberto Speranza, también se había mostrado favorable a adoptar esta disposición que llevaba algún día barajándose.

El primer ministro, Giuseppe Conte, ha explicado que el Ejecutivo ha decidido aplicar una disposición tan drástica para evitar sobrecargar el sistema sanitario nacional, en particular en los departamentos de terapia intensiva y para retrasar la difusión del virus. Hasta ahora, las clases estaban suspendidas desde hace dos semanas hasta el 8 de marzo solo en algunas regiones como Liguria, Lombardía, Piamonte, Las Marcas y Emilia-Romagna, las que tienen un mayor número de contagiados. Como ha sucedido en estos lugares, la fecha de cierre debe considerarse provisional, ya que la situación está en constante evolución y, en última instancia, todo depende de la progresión de los contagios.

La decisión de ampliar las restricciones educativas a todo el territorio nacional, como ha explicado la ministra de Educación, Lucia Azzolina, no ha sido fácil. El Gobierno en bloque ha mantenido diversas reuniones con expertos, representantes de las regiones, de quien depende la Educación, y con otros agentes sociales, y han necesitado pedir una segunda opinión científica que profundizara más en la necesidad de suprimir todas las actividades educativas.

Se trata también de una cuestión política que necesitaba el acuerdo de todas las partes del ejecutivo de coalición entre el Movimiento 5 Estrellas y el Partido Democrático y que debía contar además con el beneplácito de los gobernadores de las 20 regiones italianas, de los que depende la aplicación de la medida.

Algunos gobernadores, como Michele Emiliano, de Apulia, habían invitado claramente a todas las familias a no enviar a sus hijos a la escuela. “No están obligados a mandarlos a clase”, ha dicho.

El virólogo y profesor universitario Roberto Burioni ha recomendado mantener las escuelas cerradas para frenar el ritmo de contagios. “De otra forma se corre el riesgo de infectar y de infectarse. Es justo cerrar los centros escolares en todas las zonas en las que se han registrado casos, teniendo en cuenta que el virus se está propagando en toda Italia”, ha señalado.

Mantente informado

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.

AnteriorLuis Abinader confirma asistencia al diálogo nacional
SiguienteDanilo Medina designa nuevos embajadores en Panamá y Suecia