Irak revela detalles de investigación atentado contra primer ministro

El Gobierno de Irak reveló algunos detalles de la investigación sobre atentado fallido contra el primer ministro, Mustafa al Kazemi, el pasado 7 de noviembre, como que fueron lanzados dos proyectiles contra su residencia, uno de ellos sobre el tejado de su sala de estar, aunque este no llegó a explotar.

"El lanzamiento de dos proyectiles contra la residencia de Al Kazemi confirma que (el ataque) tenía como objetivo la vida del primer ministro". Así aseguró en una rueda de prensa el asesor de Seguridad Nacional y jefe del comité de investigación del atentado, Qasem al Araji.

Al Araji explicó que "se confirmó que el ataque a la casa del primer ministro se llevó a cabo por dos drones" que lanzaron dos proyectiles; lograron evitar los radares ya que estos no pueden detectar aviones no tripulados que vuelan a baja altura.

No obstante, los investigadores han conseguido averiguar los datos de navegación de los dos aparatos y localizar su lugar de lanzamiento y el de aterrizaje, en el noroeste de Bagdad, Irak, y aunque no hay detenidos, según el responsable de las pesquisas, hay indicios importantes.

Sobre los proyectiles

Los dos proyectiles, añadió el asesor, cayeron en el tejado, justo sobre la sala de estar de la residencia de Al Kazemi, y en el patio, cerca de la puerta por donde suele salir el primer ministro.

No obstante, solo el segundo llegó a detonar y el primero se encontró al día siguiente del ataque. A pesar, de que ambos cayeron a solo cinco metros de distancia.

El proyectil del tejado se desactivó mediante una explosión controlada por dos unidades de artificieros, pero estos, lamentó Al Araji, no tomaron huellas dactilares antes. Por esto, todos sus integrantes quedaron detenidos y encarcelados para investigar su actuación.

Entre otros aspectos, agregó que se están investigando a las personas que visitaron la residencia del primer ministro en los 10 días anteriores al ataque.

El ataque

El atentado contra Al Kazemi se produjo en la madrugada del pasado 7 de noviembre contra la su residencia oficial, situada en la Zona Verde en Irak. Esta es un área fortificada y fuertemente vigilada del centro de Bagdad donde además se encuentra un buen número de edificios gubernamentales y embajadas extranjeras.

La acción tuvo lugar en un momento de tensión tras la muerte dos días antes en enfrentamientos con la policía de dos manifestantes; estos protestaban contra los resultados de las elecciones parlamentarias del mes pasado. Considerados fraudulentos por las milicias integradas en la Multitud Popular, en su mayoría chiíes y proiraníes.

Fuente: EFE